Jul 24 2018

EL MISTERIO EN TORNO AL ORIGEN DE ANDRESITO

Por Magister Oscar Daniel Cantero    ***

Pese a los esfuerzos de numerosos y talentosos historiadores regionales, numerosos aspectos de la vida del Comandante Andrés Artigas no se conocen. Por poner un ejemplo, tanto su origen como su muerte siguen envueltos en un misterio que, por el momento, resulta difícil de resolver.

Esa es una de las claves que explican el interés literario que también despierta el caudillo, tal como lo atestiguan las numerosas novelas centradas en su vida.

Numerosos son los temas debatibles en torno al comandante guaraní. Entre los que tienen que ver con su origen se encuentra, en primer término, su lugar de nacimiento. En sus memorias, Fermín Félix Pampín, quien conoció personalmente a Andresito en  1818, refirió que era originario de Santo Tomé. Si no existieran otros testimonios de época, este dato sería concluyente. Pero resulta que hay fuentes que refieren otro posible origen: Francisco das Chagas Santos, comandante de las Misiones Orientales ocupadas por Portugal escribió a sus superiores en 1815 que había arribado como Comandante General “un guaraní llamado Andrés Artigas, natural de este pueblo”. Es decir, San Borja, sede del gobierno portugués oriental desde 1809. Lo mismo sostendría décadas más tarde Jean-Pierre Gay, sacerdote de origen francés que ofició de párroco en San Borja y dijo que en el pueblo todavía había algunas “indias viejas” que habían conocido a la madre de Andresito. Entre los historiadores hay opiniones en favor de una y otra versión. En tiempos recientes, Jorge Machón opinaba a favor de un origen sanborjense por el hecho de que sólo en los padrones de ese pueblo fue encontrado el apellido Guacurarí.

En todo caso, se trata de una discusión que interesa casi exclusivamente a la construcción simbólica de nuestro presente, que se desvive por dilucidar si el Comandante nació en actual territorio “argentino” o “brasileño”. En términos históricos, haya nacido en una u otra orilla del río Uruguay, no cambia mucho el panorama general: se trababa de un guaraní (tal vez mestizo), originario del departamento Yapeyú que había nacido en medio de una profunda crisis económica, demográfica y social que atravesó  Misiones después de la expulsión de los jesuitas. Una región de economía predominantemente ganadera, habitada por guaraníes de a caballo, aguerridos y belicosos descendientes de los antiguos tapés. Una zona en la que, en todo caso, la crisis fue menos dura que en los pueblos yerbateros del norte por su economía ganadera y por la eficaz gestión de gobierno llevada adelante en esos tiempos por el Teniente de Gobernador Juan de San Martín.

Tampoco se sabe con precisión la fecha de nacimiento de Andresito. Según la tradición, nació un 30 de noviembre, día de San Andrés. Algunos historiadores refirieron que el hecho se produjo en el año 1778, posiblemente buscando hacer coincidir las fechas de nacimiento de Andresito y San Martín. Lo cierto es que no se tienen datos precisos a causa de que los archivos eclesiásticos y capitulares de los pueblos fueron destruidos durante los ataques de 1817. Las referencias más precisas hay que buscarlas en fuentes indirectas como, nuevamente, los escritos de Pampín, quien calculó que su edad era “como de 35 años” en el momento de la ocupación de Corrientes, lo cual haría ubicar la fecha en torno al año 1783.

De lo que no quedan dudas, a partir de las investigaciones de Machón, es que los Guacurarí no eran caciques, sino que respondían al cacicazgo de Araminbi. No se conoce referencia alguna acerca del padre de Andrés, aunque sí quedaron algunos datos imprecisos acerca de su madre y de un posible hermano llamado Lorenzo, quien también sirvió entre las fuerzas de Artigas y murió en el combate de Belarmino. Andresito, posiblemente en compañía de su hermano, huyó de Misiones hacia la Banda Oriental durante su temprana adolescencia. Algo bastante común en la época, en que Misiones se convirtió en una de las principales zonas expulsoras de población de la región. En la frontera misionera-oriental-riograndense Andresito fue changador primero y formó parte del entorno de José Artigas, ingresando luego al Cuerpo de Blandengues.

Pocos detalles se conocen de la juventud de Andresito. Ello no debe sorprendernos, ya que, en términos generales resulta sumamente difícil reconstruir la vida de los referentes de los sectores populares del pasado más allá de los momentos en que salen de la invisibilidad para dejar testimonio de su existencia a través de la letra escrita, casi siempre en el marco de manifestaciones de resistencia al orden establecido. Y más si se trata de líderes indígenas. Luego, “pasados esos quince minutos de fama”, es común que vuelvan al silencio. Se trata, por otra parte, de temáticas que sólo en tiempos relativamente recientes comenzaron a interesar a los historiadores.

http://www.misionestienehistoria.com.ar/el-misterio-en-torno-al-origen-de-andresito

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2018/07/24/el-misterio-en-torno-al-origen-de-andresito/