Abr 05 2018

“MALVINAS: SOBERANÍA EN RIESGO”

 

Por Agencia Paco Urondo///-.

Legisladores, académicos y ex combatientes debatieron la problemática. Acusaron al oficialismo de utilizar políticamente el reciente viaje a las islas de familiares de caídos en la guerra de 1982, de cuyo comienzo se cumplirán el lunes 36 años.

La sala 6 del Anexo de la Cámara de Diputados fue escenario este martes 27 del foro “Malvinas: soberanía en riesgo”, del que participaron ex combatientes, legisladores nacionales y referentes de la actividad académica y el pensamiento nacional.

Puesta en foco de análisis, las acciones del macrismo en torno a la soberanía argentina sobre el archipiélago fueron duramente cuestionadas por los expositores. En tal sentido, el diputado Guillermo Carmona, vicepresidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, concluyó que “existen marcados retrocesos en términos de reivindicación de soberanía”.

​El legislador cuyano cuestionó la utilización política que el oficialismo hizo del reciente viaje a las islas de un grupo de padres y madres de soldados caídos que por primera vez pudieron visitar las tumbas de sus hijos, cuyos restos fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense y la Cruz Roja. “Nos preocupa y nos ofende que el gobierno de Mauricio Macri intente utilizar la identificación de los soldados sepultados en el cementerio de Darwin como una acción con un valor transaccional, que el supuesto gesto de los británicos de facilitar la identificación de los soldados sea utilizado como justificación para avanzar en acuerdos con el Reino Unido en otras materias”, agregó Carmona.

La acusación del diputado mendocino se apoya en el cuestionado acuerdo que anunciaron en septiembre de 2016 el entonces vicecanciller argentino Carlos Foradori y el británico Alan Duncan, cuyo cargo tiene un nombre elocuente: ministro de Estado para Europa y las Américas.

Presentado como una nueva muestra de la apertura al diálogo y la reinserción al mundo por parte del macrismo, el acuerdo excluyó la reivindicación de soberanía que manda la Constitución y abrió la posibilidad de que, bajo eufemismos de cooperación, el Estado argentino reconozca como válidas explotaciones británicas de recursos naturales en el archipiélago o las aguas adyacentes.

En esa línea, el ex combatiente Ernesto Alonso apuntó que el gobierno macrista está “dejando de lado la defensa y la política de Estado” respecto a la soberanía nacional sobre las islas. “Dejamos muy de manifiesto la utilización del gobierno del presidente Macri de este acuerdo humanitario donde, por abajo, filtraron este repudiable acuerdo firmado el 13 de setiembre de 2016, conocido como Foradori-Duncan, donde se deja de lado el reclamo que históricamente ha mantenido la República Argentina y volvemos a favorecer la política y el interés británico para que sigan avanzando en la explotación de recursos hidrocarburíferos”, indicó el referente del Centro de Ex Combatientes (CECIM) de La Plata, que radicó una denuncia penal por ese acuerdo diplomático.

Como muestran las fotos que encabezan esta nota, del foro participaron también la ex legisladora y embajadora Alicia Castro; Mario Cafiero, en representación del senador Fernando Solanas; asesores de diputados nacionales de distintos bloques; el sociólogo Horacio González y el ex secretario de Derechos Humanos de Corrientes Pablo Vassel, autor de la denuncia por torturas contra los ex soldados combatientes en las Islas Malvinas. Durante el encuentro, Vassel explicó el aporte a la soberanía nacional que la causa implica, más allá del avance en el proceso de Memoria, Verdad y Justicia.

Sin mérito pero con pasaje
El viaje del último domingo 25, cuando unos doscientos familiares pudieron visitar los restos de sus seres queridos en Malvinas, tampoco surge de un mérito del gobierno actual. En 2011, el CECIM platense y familiares de caídos chaqueños accionaron judicialmente para lograr la identificación de los 123 cuerpos enterrados como NN en el cementerio malvinense. La Justicia avaló el pedido y ordenó al Ejecutivo que “arbitre todos los mecanismos necesarios”para ello.

El 2 de abril siguiente, al cumplirse el trigésimo aniversario del inicio de la guerra, la entonces presidenta Cristina Fernández solicitó a la Cruz Roja Internacional que “interceda ante el gobierno británico para llevar adelante la misión humanitaria”. Dos años más tarde, su canciller Héctor Timmerman puso a  disposición “los valiosos profesionales especializados en esa materia”del Equipo Argentino de Antropología Forense, que identificó hasta el momento a noventa soldados caídos.

La organización del viaje tampoco estuvo exenta de la impronta PRO. Carmona y Castro, ex embajadora argentina en Venezuela y ante el Reino Unido, denunciaron que el asesor del PRO Federico Gómez ocupó un pasaje que se le negó a Alberto Rodríguez, padre de uno de los soldados identificados. Desde el gobierno sólo se limitaron a prometerle que viajaría en los próximos meses.

Las fotos que Castro publicó en las redes sociales y las que sumaron sus contactos allí (se comparten al final de esta nota) muestran al colado VIP con una sonrisa poco compatible con la ocasión, rodeado de padres y madres que por primera vez pudieron saber el destino de sus hijos y visitar sus restos, en suelo usurpado y a pocos días de un nuevo 2 de abril.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2018/04/05/malvinas-soberania-en-riesgo/