Abr 04 2018

ESCANDALOSO CIERRE DE LA EXPOSICIÓN DE CAPUTO EN EL CONGRESO



El ministro de Finanzas respondió sobre su participación en sociedades off shore y se enfrentó con Axel Kicillof.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, expuso durante cuatro horas ante la Comisión Bicameral que sigue el tema de la deuda, en una sesión que debió ser levantada por el desorden y los gritos de diversos miembros de la oposición.

Tras los disturbios, el titular de la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda, el senador justicialista José Mayan, resolvió finalizar la sesión debido a las protestas y gritos de legisladores de la oposición, entre ellos Agustín Rossi y Gabriela Cerruti.

La legisladora kirchnerista se enfureció luego de recibir un papel con un mensaje que le entregó un colaborador de Caputo, según indicó la misma diputada más tarde.

Desde las 9.00, Caputo respondió sobre el alto nivel de endeudamiento del país, y se defendió también de las acusaciones por su participación en sociedades off shore al asegurar que “no es delito, sería delito si se las tiene sin declarar, son como una caja de seguridad”, explicó.

Una vez más, Caputo negó cualquier vinculación con la firma Noctua Asset Managment y garantizó tener “todo bien declarado en la Oficina Anticorrupción y en la AFIP”.

En relación con el reporte de la SEC (Security and Exchange Commision), que lo vinculó como accionistas de sociedades administradoras de fondos millonarios en paraísos fiscales, el titular de Finanzas dijo que en esas empresas cumplió el rol de “un tenedor fiduciario, en confianza de otra persona” y sostuvo que por ese motivo ”no tenía que tenerlo declarado porque eso no me convierte en propietario”. Según el funcionario, se presentó ante la Justicia en dos oportunidades para aclarar la situación.

A su turno, Axel Kicillof disparó que “las offshore son un instrumento para el delito, que son como el veneno, se lo puede usar para otras cosas pero en general es un instrumento del delito”.

“Si nos tuvimos que enterar por filtraciones que los ministros de este gobierno tienen cuentas offshore la pregunta es si usted tiene más de estas empresas, si es propietario o lo fue de empresas offshore y si las vendió o qué hizo con ellas, porque gran parte de los que están comprando deuda argentina son sus conocidos, amigos o socios, y ahí hay conflicto de intereses”, resumió el ex ministro de Economía y actual diputado nacional.

En relación al incremento de la deuda, uno de los más firmes reclamos del legislador kirchnerista, Caputo precisó que desde 2015 la deuda bruta subió en U$S 80.000 millones y la neta en U$S 64.000 millones, a la vez que reiteró que la refinanciación de los pasivos se está efectuando a “tasas más bajas de la deuda vieja”. Sin embargo, reconoció que la dependencia del financiamiento externo entraña riesgos y al respecto garantizó que se “trabaja a diario para tratar de reducir esa dependencia”.

Acerca de la controversia por su participación en el mercado del dólar futuro durante el anterior gobierno, el jefe de Finanzas afirmó que tiene toda la documentación que corrobora que se desprendió en su momento de sus contratos sin beneficio alguno y recordó haber alertado al entonces candidato Mauricio Macri y al ex ministro de Economía, Alfonso Prat Gay acerca de esta situación, para elaborar la denuncia penal que finalmente se presentó.

La exposición de Caputo había empezado con quejas y reclamos de la oposición, que acusó al Poder Ejecutivo de no haber presentado el detalle de la deuda con los fondos buitres, a lo que el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, respondió asegurando que los informes habían sido elevados en febrero a los titulares de los bloques.

“Tienen confiscados en algún lado los informes sobre la cuestión buitre, pensamos que la culpa era suya, ministro, pero ahora nos desayunamos con que los informes no fueron distribuidos y vamos a reclamarlos”, amenazó Kicillof.

En seguida, el senador Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, le aclaró que esa información no había sido confiscada sino que estuvo disponible desde su presentación para todos los miembros de la Comisión Bicameral.

La metodología de la reunión también fue motivo de pelea desde temprano: la oposición exigía que Caputo respondiera todas las preguntas y no que contestara por bloques, como propuso el oficialismo. El diputado Agustín Rossi tomó la iniciativa y se levantó de su silla a los gritos, provocando el enojo de Mayans, quien le exigió sea respetuoso, respéteme, siéntese y colabore, no haga show”.

Finalmente, tras una apurada votación, los legisladores decidieron que se respondieran todas las preguntas de cada bloque.

Durante la reunión hasta hubo un corte de luz, que obligó a seguir el debate en voz alta por más de diez minutos, y continuó con los cuestionamientos a Caputo por la participación en sociedades offshore.

Finalmente, la reunión se desmadró cuando la diputada Cerruti recibió un papelito enviado por Caputo donde le pedía “no seas mala” y le informaba sobre las cortas edades de sus hijas, en referencia a declaraciones anteriores de la legisladora kirchnerista, quien lo había acusado de poner una empresa a nombre de una de sus hijas. Cerruti tomó el mensaje como una expresión de misoginia y se levantó indignada de su silla, seguida de varios de sus pares que apoyaron sus quejas, hasta que el titular de la Comisión decidió levantar la sesión, poniendo punto final al escándalo.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2018/04/04/escandaloso-cierre-de-la-exposicion-de-caputo-en-el-congreso/