Montecarlo es el primer municipio misionero en adherir a la Ley de Espacios Culturales

Con alegría y mucha emoción se vivió anoche la sesión del Concejo Deliberante de Montecarlo, cuyos ediles convirtieron a la «Ciudad de las flores» en el primer municipio en adherir a la ley 273 de Promoción de Espacios Culturales. «Es un sueño hecho realidad y que nos abre muchas puertas», afirmaron los trabajadores culturales de la zona.

«A partir de hoy, los diversos espacios culturales independientes de Montecarlo van a poder encontrar en el nomenclador de habilitaciones, el rubro ‘Espacio Cultural’. Y eso es un logro tanto filosófico como de identidad, con un alcance muy profundo», dijo anoche visiblemente emocionado el ministro de Cultura Joselo Schuap, en la sesión del Concejo Deliberante de esa localidad. «Estamos orgullosos de ser el primer municipio en adherir a la ley VI número 273, de promoción de espacios culturales», afirmó Jorge Lovato, intendente de la localidad, junto a Graciela Oliveira, presidenta del Honorable Concejo. También se encontraban allí Jorge Leiva, director de Cultura de la localidad y Florencia Monjes, directora de la Región Cultural Río Paraná, y cerca de cincuenta asistentes, la mayoría trabajadores de la cultura, que quisieron estar presentes en la histórica jornada.

«Esto es casi como un premio a la trayectoria, a haber resistido tantas dificultades y a habernos reunido tantas veces a pensar en una salida», expresó Enoe Guerrera, referente del espacio «Vortix», pronto a cumplir siete años de puertas abiertas en esa localidad, aunque recién desde ahora podrá funcionar legalmente y sin «disfrazarse» de local gastronómico. Pero para dar relieve a esta emotiva jornada hay que ir hacia atrás, incluso mucho antes de 2020, cuando empezó a escribirse la ley.
El camino de una ley
«Este es un sueño cumplido», afirmó Schuap, en consonancia con muchos de los referentes culturales presentes. «Y -gracias a la voluntad política y al trabajo de muchas personas- se logró en tiempo record». En efecto, esta ley empezó a gestarse en papeles hace dos años. «Hablamos con el diputado Hugo Passalacqua, quien entendió el espíritu de lo que buscábamos y ahí nomás nos pusimos a trabajar». En el equipo técnico interno estuvieron Sebastián Bejarano, director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Cultura, la Subsecretaria de Fomento Laura Lagable, con el importante apoyo de Faruk Jalaf, subsecretario de Planificación y Hugo Aguirre de Legal y Técnica.
«También hicimos reuniones, pedimos opinión al sector de cómo podía salir mejor una ley así», explicó Schuap. La ley se sancionó el año pasado y este 13 de agosto se logró el decreto reglamentario, «que es un tiempo récord. Pero la cultura logra eso, que las diferencias se allanen».  Con la sesión de anoche, Montecarlo es el primer municipio en adherirse a esta ley, aunque se espera que pronto se vayan sumando otros municipios de la provincia.
El valor de las industrias culturales
«Es una ley que esperamos de toda la vida», afirmó Schuap, evocando también sus inicios en la gestión cultural independiente, con «Chaloy Espacio Cultural», 20 años atrás. «Con mi familia apostamos a este centro cultural como forma de vida y fuente de trabajo. Y a pesar de que por allí pasaron artistas de la talla de Raúl Barboza, Ramón Ayala, Julio Lohrman, Luis Salinas y tantos otros… nunca pudo ser habilitado y terminó siendo desalojado. Y así también le ocurrió a otros tantos espacios independientes de la provincia. Lo recordamos, porque quizás es gracias a eso que hoy no solo estamos habilitando espacios culturales, sino también creando las bases de este Ministerio de Cultura», reflexionó el funcionario. La Ley ratifica en su reglamentación la vigencia de las llamadas «Industrias Culturales» en la provincia. «Vamos a desmitificar para siempre esa fábula de la cigarra y las hormigas; los que estamos en el arte somos trabajadores, alimentamos a nuestras familias con lo que hacemos».
Schuap explicó una vez más que las industrias culturales están en sexto lugar en la lista de ingresos de dólares a la patria. «Generan trabajo genuino, especialmente para las personas jóvenes. Ninguna otra industria es tan limpia como la cultura y ninguna otra es tan sanadora, que puede hacer que alguien sea mejor persona luego de ver una obra de teatro, escuchar una canción o leer un libro».
«Sin dudas hoy es un día de festejo, porque el que un Centro Cultural esté habilitado como tal, le va a permitir que desde Nación pueda recibir, por ejemplo, el fomento de Puntos de Cultura, que es para centros culturales y no para bares o comercios. Hasta ahora un espacio donde se promoviera el arte debía figurar como bar para poder funcionar. Pero en estos espacios se vende comida para pagar el alquiler y poder seguir generando actividades. No para lucrar con ello».
La voz de los interesados
La sesión del Concejo Deliberante de Montecarlo debió realizarse en una sala alternativa, debido a la cantidad de referentes culturales que quisieron estar presentes. «Es una emoción y una alegría tremenda esto. Hace añares que se necesita. Siempre fue difícil trabajar de forma independiente, al estilo que tenemos acá en el interior de la provincia. Esto viene a solucionar el 50 por ciento de los problemas que solemos tener, afirmó Raquel Velázquez, reconocida trabajadora del teatro de la región, actualmente vinculada a «Vortix».
Los profesores Cecilia Rivero y Raúl Alberto Báez Ruiz llevan adelante la escuela de danzas folklóricas «Martín Miguel de Güemes». «Dirigimos un grupo grande de chicos, alquilamos el espacio y traemos referentes nacionales, y siempre es todo a pulmón, sin apoyo… Ahora vamos a poder contar con el Estado que nos avale. Estamos felices, esto nos abre muchas puertas». Landy Martinez también estuvo presente en la sesión, junto al reconocido músico Rula Marcial. «Queremos crecer en lo que hacemos, que es un trabajo, que brinda un servicio a la comunidad», aseguraron. Martínez lleva adelante un estudio de grabación independiente que promueve y atiende a un nutrido grupo de jóvenes que buscan iniciar su camino en la música, como también a músicos que quieren tener su material grabado con calidad profesional.
«Hoy se resumen muchos años de lucha, de buscar saber que ahora nuestro trabajo se valora», explicaba Enoe. «¿Dificultades por las que hemos atravesado? Todas, y constantes, porque al no tener el trabajo legalizado o reconocido, no podes tener obra social, por ejemplo, o no saber si vas a poder tener continuidad. En tiempo de pandemia fue muy, muy duro. Ahora siento que se nos va a poder ver como lo que somos, un espacio de trabajo, de educación popular, de transmisión de conocimientos. Somos una industria, aportamos a un montón de áreas más», concluyó Guerrera.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2022/09/19/montecarlo-es-el-primer-municipio-misionero-en-adherir-a-la-ley-de-espacios-culturales/