El defensor Alberto Penayo intimó a Samsa y Emsa por la falta de agua potable

POSADAS. Durante la dura jornada de calor de ayer los vecinos del barrio Belén,  desesperados por la falta de agua que ya se prolongó dos semanas, se preparaban para tomar medidas de fuerza en reclamo por la ausencia de respuesta por parte de las autoridades.

En ese marco, se reunieron con el defensor del pueblo,  Alberto Penayo, para formalizar el reclamo e iniciar un expediente en la Defensoría del Pueblo.

Inmediatamente, el defensor envió intimaciones a las dos instituciones responsables por la falta de agua: EMSA (energia) y SAMSA (agua potable).

Según explicó a los vecinos, la falta de agua ocurre por dos razones, en primer lugar por los problemas de bombeo que requieren energía eléctrica, y por la escasa producción de agua potable que no es suficiente para la creciente demanda de la ciudad.

En el barrio Belén viven más  de 700 familias, pero no es el único barrio afectado y con el intenso calor de las últimas dos semanas, la situación se volvió aún más angustiante.

Por parte de Samsa, el defensor exigió una pronta respuesta en el marco de sus obligaciones contempladas en el contrato de concesión, que detalla: «la prestación del servicio deberá ser continua, sin interrupciones debidas a deficiencias en los sistemas o capacidad inadecuada, garantizando su disponibilidad durante las 24 horas del dia.

El concesionario deberá minimizar los cortes en el servicio, restituyendo la prestación ante interrupciones en el menor tiempo posible. Para los casos de producirse cortes de energia que afecten gravemente la prestación de los servicios, el concesionario deberá prever la implementación a la brevedad posible de suministros eléctricos de emergencia que permitan mitigar los efectos de la situación.

En caso que una interrupción en el servicio de agua potable fuera mayor a 18 horas, el concesionario deberá proveer a los usuarios que lo soliciten, un servicio de abastecimiento de emergencia que permita satisfacer las necesidades básicas de bebida e higiene», detalla.

Por parte de Emsa, el pedido se realizó en la misma dirección, solicitando una inmediata respuesta ante la situación de emergencia y el hecho de que según Samsa, una de las razones de los cortes de agua, es la falta de energía eléctrica.

En este marco, la Defensoría del Pueblo inició un expediente en el que se llamará a todas las partes a fin de iniciar el proceso formal de acceso a la red de agua potable de las 700 familias del barrio Belén.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2022/01/20/el-defensor-alberto-penayo-intimo-a-samsa-y-emsa-por-la-falta-de-agua-potable/