ARGENTINA – #abortolegal: «SALE SI SALIS» A LAS CALLES PARA CONSEGUIR APROBACIÓN EN EL SENADO



Por María Torrellas   ***

En el marco de la semana anterior a la votación en el Senado de la ley del Aborto,  hablamos  con Yanina Waldhorn, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

-Después de esa jornada multitudinaria del 10 de diciembre,  donde las mujeres y disidencias salimos a las calles para exigir la ley, donde conseguimos media sanción en diputadxs, ¿qué puede suceder ahora en el Senado, se ganará?

– Sí, hemos conquistado, en las calles nuevamente, media sanción en diptadxs y este pasado jueves nos convocamos nuevamente  en las calles de todo el país para conseguir el dictamen en senadores,   un dictamen que repitió lo que se aprobó en diputadxs el 10 de diciembre y que nos permitirá clarificar lo que se va a votar el 29 de diciembre. Votación que debe ser afirmativa, como esperamos y presionamos en las calles, en las redes y de todas las maneras que podemos. Esperamos que se convierta en ley la interrupción legal del embarazo.

-Esta votación del Senado, viene muy empatada, siguiendo los pasos del 2018, parece que hay 71 personas que no se sabe qué van a votar.  Aparte de que tengamos que agitar en los medios de comunicación alternativos, aparte de convocar a publicar en redes notas que nos ayuden a difundir por qué es necesario el aborto, ¿qué valora la Campaña al respecto?

-Nosotras en esta semana lo que hicimos fue un regazo de información, porque lo que vimos con preocupación es que en el Senado, quienes exponían por parte de los antiderechos, desinformaban y mucho. La desinformación  confunde, es lo que llega desde el error, lo que llamamos las fake news. Por eso trabajamos desde la cifra y la información que se entienda: en Argentina cada 3 horas hay una niña obligada a gestar y a parir. En Argentina desde que recuperamos la democracia hay 3.200 mujeres muertas. En Argentina año a año hay más de 900 internaciones por complicaciones obstetricias vinculadas a abortos clandestinos. Todo el tiempo estamos diciendo eso, se tiene que entender la gravedad del problema. Tenemos más de 72 mujeres presas relevadas en Argentina, vinculadas a complicaciones obstétricas que tienen que ver con abortos y esas compañeras son mujeres pobres.

Tiene que ver con la clase, la raza, los géneros, hay muchas cosas que se vinculan interseccionalmente con esta opresión. Estamos todo el tiempo luchando y tratando de informar para que se entienda por qué estamos luchando. No es capricho, no es que el capricho invalide el deseo, pero tiene que ver con la salud pública, tiene que ver con justicia social, tiene que ver con derechos humanos, tiene que ver con soberanía, con derecho a decidir, tiene que ver con todo eso y con ser un poco más libres.

– Hay un tema muy grave que es cómo están las iglesias interviniendo, no solo la católica tradicional, que llegó a quemar miles de mujeres, recordar eso, que la iglesia católica tiene en su haber crímines masivos a las mujeres, además están impulsando  mentiras,  como si las mujeres, porque exista la ley, fueran obligadas a abortar, no entendiéndolo como un derecho a decidir. ¿Cómo se puede trabajar contra este flagelo que son las iglesias?

-Nosotras lo trabajamos desde las redes, desde la calle y desde los territorios con mucha formación y con mucha información, simplificando mensajes, hacemos regazo donde exponemos los argumentos. Estamos todo el tiempo generando material accesible, que sea claro, que sea llano y que permita que todas entiendan por qué estamos luchando. Les fastidiamos con nuestros argumentos claramente, reaccionan y plantean incluso enfrentamientos callejeros, escenarios de escraches, diputadxs y senadores han dicho y denunciado amenazas y escraches a familiares, incluso en la votación de diputadxs, uno se abstuvo por la amenaza que recibió su hijo.


-Sí, porque la derecha suele ser violenta, estamos acostumbradas a la violencia de la derecha. Hay otro tema que  no estaba en el proyecto de la Campaña y que impulsó el Ejecutivo que es la objeción de conciencia. Recordar que en Bolivia en 2014 cuando implantan las tres causales para  el aborto , violación, daño para la madre y para las niñas, la objeción de conciencia causó  muchos problemas para luego poner en práctica el aborto. ¿Qué se puede hacer al respecto,  cómo se va a trabajar?

-Nuestro proyecto no incluía la objeción de conciencia. Nosotras creemos que los profesionales que objetan conciencia son un obstáculo para garantizar el derecho y no tendrían que dedicarse a interrupciones de embarazo o cuestiones de nuestro cuerpo gestante. Entonces, la realidad es que lo que sabemos por derecho comparado, por ejemplo, en Bolivia, en Uruguay y  en  Italia, es que la objeción de conciencia es un obstáculo para acceder al derecho. Sea institucional o individual, por qué alguien que se expone a un derecho tiene que escuchar que alguien no se lo quiere garantizar. Seguramente la desinforme y no la derive en tiempo y forma como se necesita.

Nosotras sabemos que será problema, ya sabíamos los límites de la discusión que tenemos en la forma que se vota esto en democracia. Nosotras sabíamos que no íbamos a ser parte de la votación, ni que íbamos a construir dictamen y que era una posibilidad que este articulado se incluyera para dar dictamen finalmente.

Lo que nosotras sabemos es que tenemos una batalla posterior a que se convierta en ley y que es la regulación de la ley y su implementación donde vamos a tener muchos puntos y comas para que no se convierta en un problema de acceso, sobre todo en provincias del norte, Noroeste  y Nordeste, donde van a estar los mayores obstáculos, como ya los tienen para el acceso a la ESI
(Educación Sexual Integral).

-Nosotras sabemos que el hecho de que el estado, el ejecutivo, incluso si se llega a aprobar la ley,  no garantiza el acceso al aborto, no solo por la objeción de consciencia sino por otros muchos puntos que hay muchísima personería, si se puede decir asi, de salud que están en desacuerdo, que no le gusta, que van a poner trabas. Esto va a ser igual que la educación sexual y que no se implementó, hay ley y no se aplica masivamente, porque una cosa es el estado y sus leyes y otra cosa es ponerla en práctica en la sociedad y en los territorios.


-Para que la ley se cumpla vamos a tener que estar detrás. Está pasando con la ESI y pasará con el aborto. La ESI tiene escasa implementación a lo largo y ancho del país y es un gran trabajo que vamos a tener que dar nosotras. No es que el 30 de diciembre se termina la Campaña. Vamos a seguir en campaña por la implementación en el país y en cada nivel de acceso a la salud, será un gran trabajo.


– Otra de las limitaciones que tiene este proyecto del ejecutivo es que limita la autonomía de las niñas entre 13 y 17 años,  eso es un palo en la rueda que le han puesto.

-Ese punto pensamos que es peleable, porque el código civil no limita la autonomía, entonces con un amparo  se puede superar y pelear.  Ese es más fácil porque tenemos un código civil que habilita la discusión.

-Hay otros aspectos que desde la Campaña ven que en la nueva ley del Ejecutivo puedan tener problemas.
-Nosotras habíamos marcado diferencias con nuestro proyecto que se  garantice en 5 días la práctica, y el proyecto del Ejecutivo,  habla de 10 días. Pero bueno, entendemos que tiene que ver con las posibilidades de algunas ciudades y profesionales en pueblos más chicos. Estaríamos aceptando eso.

-Ahora lo que nos queda a todos los medios alternativos y las organizaciones sociales es apoyar con una  campaña de información cotidiana, ¿ese sería el objetivo?

-Nuestro llamamiento es a la calle y no sólo en Buenos Aires y en las grandes ciudades del país, sino en todas partes estamos haciendo llamamientos transfronterizos. Necesitamos la solidaridad internacional nuevamente y por el otro lado, es la campaña informativa, sea con carteles, sea con afiches, como se pueda argumentar. Es un contexto especial el de la pandemia porque antes nos encontrábamos en la facultad, en los secundarios, en los lugares de trabajo, en los almuerzos, podíamos hablar en fábricas, podíamos compartir la discusión de este tema. Hoy la realidad hace que la discusión sea como más distante, pero se puede ocupar por todos los espacios posibles, hasta en la cola del supermercado.


-Sí, es difícil con esta pandemia eterna, con tan poca vida social, pero como vos decís, hay que buscarle la vuelta.

-Sí, ponerle verde a los balcones, los patios, a lo que tengamos que tenga acceso a la calle, hay muchas formas y maneras de construir clima y que se entienda que estamos cerca y depende de nosotras. «Sale si salís» es un poco el lema que usamos el 10 de diciembreporque esto se conquista con nosotras. Será ley.

Trascripción: Julia Mottura

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2020/12/28/argentina-abortolegal-sale-si-salis-a-las-calles-para-conseguir-aprobacion-en-el-senado/