URUGUA-I -TRES DÉCADAS DE EFICIENTE, ECONÓMICA Y LIMPIA GENERACIÓN HIDROELÉCTRICA

por Carlos Andrés Ortiz    ***

En este mes, la Central Hidroeléctrica Urugua-Í, cumplirá tres décadas de eficiente vida útil, mostrando la lozanía característica de las obras hidroeléctricas bien concebidas y bien mantenidas.

Fue llamada “Norberto Velozo”, en memoria del político luchador e idealista que entre tantas iniciativas positivas, bregó por su concreción. Tuve el gusto y el honor de conocer al Beto, gran persona y gran patriota.

Esta hidroeléctrica, de gran potencia (pues supera los 100 MW de Potencia Instalada), demostró todos los parámetros que la califican muy positivamente:

* Eficiente,
pues produce exenta de fallas técnicas.

* Eficaz,
pues produce dentro de los parámetros que fue planificada.

* Económica,
dado que es la que produce el kWh más barato en el Sistema Interconectado Provincial.

* Muy ecológica,
siendo que su generación está totalmente exenta de emisiones contaminantes.

Tiene dos turbinas, con una Potencia Instalada total de 116 MW (es la más grande usina de Misiones), con una generación media anual de 355 GWh/año. Eso representa 355 millones de kWh/año, como valor promedio de diseño, lo cual cumple satisfactoriamente, promediando años de bajos, medios y altos caudales.

Sigue siendo la mayor obra pública encarada por el gobierno provincial
, lo cual es todo un mérito de quienes la impulsaron y concretaron.

Este tipo de usinas, construidas en cursos de agua con bajos niveles de materiales de arrastre, tienen muy largas vidas útiles, excediendo fácilmente el siglo, e incluso mucho más. O sea que con treinta años de servicio, se encuentra en óptimas condiciones operativas.

Si en vez de Urugua-Í, se hubiese montado una central termoeléctrica, ya estaría arribando al fin de su vida útil, y en tal caso requiriendo onerosas y crecientes reparaciones, además de polucionar durante toda su vida útil, como sucedió con los grupos Diesel, las turbogas y el ciclo combinado, equipos de generación que padecimos por décadas, con altos costos de la energía y en un marco de pobreza energética, que limitó mucho el desarrollo.

Cuando se discutió –muy larga e incluso agriamente- el Plan Energético Provincial 1980, además de Urugua-Í, estaba la concreta posibilidad de construir la hidroeléctrica Piray Miní II, en el cruce de la Ruta 20. Las muy fuertes presiones de los factores de poder, funcionales a los poderosos intereses de la termoelectricidad, el petróleo y otros negocios vinculados; personificados en ese momento en la Secretaría de Energía de La Nación y EMSA, impidieron que se concrete esta otra hidroeléctrica, para en cambio incorporar el ciclo combinado de 60 MW.

Hoy, a 40 años vista de ese Plan Energético, no tenemos instalada Piray Miní II, y la central de ciclo combinado se malvendió hace ya varios años, pretextándose que no era necesaria, siendo que como reserva fría del sistema, aun podía prestar alguna utilidad. Pero este ya es otro tema.

Y si en vez de una hidroeléctrica, irracionalmente se la hubiese intentado reemplazar por generación eólica o solar, la bajísima calidad de ese tipo de generaciones, hubiese sido completamente inútil como energía de base, por sus insalvables intermitencias…además de sus altos costos por kWh.

Por otra parte, una eólica hubiese caducado a los 20 años de vida útil, o menos; mientras que si se hubiera optado por los “espejitos de colores” solares, a los 15 años hubiesen sido chatarra, muy costosa y contaminante para desguazar.

La Hidroeléctrica Urugua-Í en cambio, con 30 lozanos años, tiene previsiblemente una larguísima vida útil por delante, tal como lo prueba la amplia experiencia mundial en la materia, y como lo señalaron calificados especialistas en Energía.

Destacados expertos en el tema, expositores en congresos de la especialidad, como el notable Dr. Ing. Giovanni Lombardi (en su momento calificado como el mayor experto mundial en hidroelectricidad), y otros como los Ings. A. Pujol, E. Blasco, F. Restelli, J. Carmona, G. Malinow y muchos más, (a los que tuve el privilegio de conocer, escuchar y también dialogar con ellos), así como otros muy capaces que trabajaron en nuestro ámbito provincial, fundamentaron con notable solidez profesional, que las obras hidroeléctricas bien diseñadas y construidas, son prácticamente eternas.

Entiéndase el concepto de “eternidad” como muy larga vida útil, excediendo en mucho la breve existencia humana.

Urugua-Í es una obra de primordial importancia estratégica, y fue la clave para terminar con el monopolio de la termoelectricidad, que por décadas sometió a Misiones a muy altos costos operativos (y con ello altos costos de la energía), además de una crónica situación de pobreza energética, pues hasta que contamos con esta obra, y luego con la interconexión a Yacyretá, esta provincia padeció serias limitaciones en el suministro de electricidad, lo cual operaba como un poderoso factor que impedía nuestro desarrollo.

Más allá de la pésima propaganda malintencionada que desde diversos frentes atacó a esta eficiente central hidroeléctrica, superó silenciosamente a todos los agoreros y maliciosos, entre ellos los que se oponían porque les arruinó algunos negocios personales que se hacían a costa de los Intereses Provinciales, así como algunos que se oponían “por necesitar muy poco personal”; sin olvidar tampoco las maliciosas y en muchos casos incoherentes críticas perniciosas de sectores ultra ecologistas y de los que hicieron politiquería de muy baja estofa montados sobre esos ultras irracionales o mercenarios.

Queda pendiente abrir la central al público, en forma ordenada y disponiendo de personal calificado que pueda explicar a todo público
, como funciona, cuanto combustible ahorra y muchos datos más muy interesantes; lo cual evitará que se sigan tejiendo historias insólitas, como las que afirman, incoherentemente, que “nunca funciona, pues está sin agua”, pues muchos legos piensan que funciona cuando vierte agua por el vertedero, que es precisamente agua que en épocas de crecientes, no se llega a turbinar, o sea que no se aprovecha.

Urugua-Í puede y debe ser otro atractivo turístico, ubicada como está a escasos kilómetros de Iguazú y cerca de Eldorado, dos importantes poblaciones del norte misionero.

Cabe además recordar y enfatizar, que existen otros siete proyectos hidroeléctricos, con los estudios totalmente terminados, plenamente factibles de ser construidos, para generar energía limpia, renovable y muy económica. Eso además del muy interesante proyecto del Túnel del Urugua-Í, que al construirse
permitirá como mínimo, triplicar la producción anual promedio de la central, además de permitir eventualmente incorporar una o dos turbinas más, con lo cual esta central estará capacitada para funcionar como usina de punta, generando la energía más costosa, precisamente la requerida en horarios de picos de la demanda.

Según referencias de buena fuente, los archivos y valiosos antecedentes de esos siete proyectos, que se habían transferido de la Dirección General de Construcciones eléctricas –al ser disuelta en 1983-, a EMSA, se habrían destruido totalmente, por falta de los debidos cuidados; siendo hoy inexistentes en esa empresa, tal como lo corroboré con una consulta específica, siendo amable y formalmente contestada por el entonces presidente de la misma.

En la consultora que realizó cinco de esos siete proyectos, deben existir copias, y en el ámbito local posiblemente puedan recuperarse algunas o todas esas documentaciones técnicas.

Por su parte, el proyecto del Túnel del Urugua-Í, fue realizado por EMSA, y debería estar dentro de sus archivos técnicos.

Además de lo precedente, están esperando sus debidas concreciones, muy positivas y necesarias, los grandes proyectos hidroeléctricos binacionales de Corpus, Panambí y Garabí; listos para construirse y generar necesarios enormes volúmenes de energía limpia y económica, que nos permitirá ahorrar enormes cantidades de contaminantes y costosos combustibles fósiles, además de integrarnos más a las dos naciones con las que compartimos fronteras.

Las feroces e irracionales campañas anti hidroeléctricas, perpetradas por politiqueros de baja estofa, algunos empresarios que lucran con el subdesarrollo, y unos cuantos activistas del ultra ecologismo (que en realidad son promotores del subdesarrollo crónico), hicieron mucho daño. Es hora de revertir tantas mentiras, tergiversaciones y campañas mal intencionadas.

Es un contrasentido total, que en esta provincia, que es la que ha sido bendecida por la naturaleza con la mayor concentración de potencial hidroeléctrico, se siga desperdiciándolo, y con eso negarnos a esa enorme riqueza que puede y debe ser poderoso factor de desarrollo socio económico.

Carlos Andrés Ortiz
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

 

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2020/09/14/urugua-i-tres-decadas-de-eficiente-economica-y-limpia-generacion-hidroelectrica/