​IGUAZÚ: CIEN FAMILIAS DE LAS 2000 HECTÁREAS, ENTRE ELLAS PRODUCTORES AGROECOLÓGICOS RECLAMAN URGENTE PROVISIÓN DE AGUA



 En Puerto Iguazú, en la Zona de las 2000 Hectáreas, un grupo de productores y productoras realizan un trabajo de producción agroecológica de verduras, dulces y conservas, de la Cooperativa «Ñandé Po».

«Se trata de trabajadoras y trabajadores de la economía popular, incansables, que lidian con la situación económica que dejó el macrismo; pero producen y venden sin parar, generando el sustento para sus familias», señaló el diputado Martín Sereno.
El legislador visitó a estas vecinas y vecinos, que están preocupados por el gran inconveniente de carecer de agua potable que perjudica a unas 100 familias que habitan el sector y cuestionan que un Estado ausente, no garantiza ese suministro vital.
Al principio se abastecían con pozos artesanales que alcanzaban; pero después se fueron secando y ya nos los pudieron recuperar. Las familias de la 2000 Hectáreas están recolectando firmas para presentar ante las autoridades del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS), reclamando ese derecho humano.
​​
Sin agua se complica seguir produciendo

Vicente Anastasio Ramírez, conforma el grupo de la Cooperativa «Ñandé Po», que siembra agro ecológicamente, produciendo alimentos, y que a su vez, en una segunda etapa un grupo de mujeres productoras de la economía popular, a esas frutas y verduras las transforman en pickles, conservas y dulces.

La tarea que realizan requiere muchísimo esfuerzo y en el últimos tiempos se suma la dificultad de la carencia de agua.​​ «Nos arreglamos con baldes de agua que traemos de donde sea para abastecernos y trabajar, porque de lo contrario, ninguna de estas producciones podría salir adelante», reclama.

El grupo se dedica a plantar en las huertas, pepino, choclo, lechuga, perejil, cebollita, apio, rúcula, y sin agua no pueden hacer nada. Necesitan contar con un pozo.
​​
«Por ahora somos un grupo de nueve personas que nos dedicamos a la huerta y estamos abiertos a que se pueden incorporar más personas; ​​pero por ahora la prioridad es el agua«
, reiteró.
​​
Se secaron los pozos artesanales

El pequeño productor relató que hace dos años trabajan juntos, «duro y parejo», porque de esa manera se generan los ingresos para vivir, y si tuvieran agua podrían producir más y mejor.

​​«Plantamos de todo y lo vendemos, porque acá lo que se planta tiene salida, la tierra es muy fértil; pero sin agua se nos complica. El agua es prioritaria», insistió Ramírez.

Algunas de las familias buscan el líquido vital en los vecinos que están en los alrededores, porque el gran problema es que se secaron todos los pozos y las 100 familias que viven en el lugar sufren la falta. Este problema no es de ahora, sólo que actualmente se agravó. Los vecinos y vecinas están dispuestas a aportar cada fin de mes de lo que cobren para solucionar el problema.
​​
Sin agua también en el merendero

Otra de las damnificadas es Elsa Fabiana Espíndola, que integra el grupo y que además de trabajar en merenderos atendiendo la salud nutricional de los y las chicas, también se ocupa de hacer dulces, pickles y conservas.
«Trabajamos con el grupo desde hace dos años, y plantamos verduras y frutas con una producción orgánica. Vimos la necesidad de hacer dulces porque cuando no se vendía toda la fruta, además de consumir, no queríamos desechar.
Estamos trabajando con compañeras y somos siete mujeres más los hombres. Elaboramos pickles y dulce de mamón, y ante la falta de agua sufrimos una situación precaria, porque tenemos que hacer malabares para que nos alcance. Esa es la mayor necesidad también para el merendero, para que los niñas y niñas se higienicen y para preparar la merienda, sin agua la producción del dulce se dificulta mucho»
, se quejó.
​​
Cooperativa que produce y genera empleo

Elsa Espíndola manifestó que la idea desde el principio fue generar una cooperativa de dulces, para poder incorporar a más mujeres que tengan hijos e hijas, y les resulte difícil tener un trabajo formal, porque además falta el empleo. Quieren incorporar más mujeres y que puedan tener un ingreso para sustentar a su familia.
​​
«En el tema de la venta venimos bien, vendemos lo que se puede producir a pesar de la falta de agua. Pero si solucionáramos ese problema, podríamos duplicar o triplicar la producción. El agua es muy necesaria en este momento, es una herramienta básica».

Ya hicieron varios pedidos y no tuvieron respuesta. Varias veces fue gente del INTA hasta la Zona de las 2000 Hectáreas, recorrieron el predio; pero los y las vecinas no tuvieron resultados favorables.
​​
«El agua es una herramienta básica y fundamental para que podamos seguir con nuestro proyecto, y en realidad se complica para todo el barrio, porque los pozos artesanales se secaron»,
indicó la mujer.
​​
«Reclamamos una urgente solución»

Al recorrer las 2000 Hectáreas, la queja de todos es coincidente. Hilda Noemí Fariña, detalla que con el grupo de mujeres y algunos hombres que trabajan en conjunto y mancomunadamente en la Cooperativa «Ñandé Po», elaboran dulces y mermeladas de mamón, frutas en almíbar, pepinos en vinagre, berenjena en escabeche, pickles.

«Todo lo estamos haciendo a pulmón, también trabajamos con productos orgánicos y nuestra producción integralmente sale de la chacra; pero sin agua, se nos hace muy difícil trabajar. Por eso le pedimos al diputado del PAyS que nos brinde una mano para gestionar el agua que tanto necesitamos para seguir elaborando nuestros productos, y mantener lo que tenemos», indica la productora agroecológica.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2020/01/04/%e2%80%8biguazu-cien-familias-de-las-2000-hectareas-entre-ellas-productores-agroecologicos-reclaman-urgente-provision-de-agua/