DEMANDA JUDICIAL DE KAAPUERA PARA FRENAR EL MAÍZ TRANSGÉNICO EN MISIONES

 

 

Por Misiones Plural   ***
Los transgénicos son la más nueva y preocupante amenaza para la agricultura familiar, para los indígenas y para la biodiversidad en Misiones. Evitar su presencia en estas tierras es parte de los puntos del programa agrario que los trabajadores de la tierra entregaron el 27 de noviembre al Estado misionero en el marco del Foro Agrario Soberano y Popular que realizaron en Posadas.

La Asociación Civil Kaapuera presentó una demanda judicial que busca frenar la ejecución del convenio entre el Ministerio de Agroindustria de la Nación y la corporación Maizar, a través del cual se impulsa la plantación de maíz transgénico en Misiones.
La presentación se realizó el 28 de noviembre de 2019 ante el Juzgado Federal de Posadas, donde plantean un amparo para declarar la nulidad del convenio y una medida cautelar para suspenderlo en forma inmediata, explicó el abogado Martín Ferroni, presidente de la Asociación Kaapuera, quien junto a Rulo Bregagnolo, Luz Valderrama, Martín González y Laura Lepori, también de la asociación, presentaron los documentos a la Justicia.

“El Ministerio de Agroindustria y Maizar deben completar información ambiental y de bioseguridad que omitieron en distintos requerimientos, como por ejemplo qué variedad de maíz transgénico se está sembrando en Misiones”,
explicó Ferroni.
En enero de este año se conoció, a través de publicaciones periodísticas, que el organismo público nacional y Maizar “acordaron desarrollar maíz de alta productividad” (tal como lo define Agroindustria en su sitio en internet) en más de 250 mil hectáreas para abastecer al mercado de Brasil. Cuando les solicitaron más datos, indicaron que se trataría de 400.000 hectáreas y otras potenciales 100.000 hectáreas más, parte de las cuales corresponden a cultivos de yerba mate en Misiones. Esa propuesta recibió el rechazo inmediato de organizaciones civiles, ambientales, de productores agrícolas, académicos, indígenas, profesionales médicos e incluso funcionarios del Gobierno provincial y partidos políticos por el daño a la agricultura familiar y a la biodiversidad que produce, consigna un parte de prensa de la organización ambientalista.
En ese marco, la organización Kaapuera expuso su rotunda oposición al uso de estas semillas, presentó un proyecto de ley (junto a agricultores y profesionales de la salud y agroecología) para proteger a las semillas nativas y criollas (denominado Ley de Reparación Histórica, Tutela y Promoción de Uso de las Semillas Nativas y Criollas), y pidió información pública a Agroindustria, solicitud que fue contestada sólo en parte.
Sobre esto último, Ferroni indicó que Agroindustria de la Nación “omitió informar sobre las evaluaciones de impacto ambiental que se debieron realizar para llevar adelante un plan de esta envergadura, como también las convocatorias a la participación ciudadana para que se exprese respecto al proyecto, tal como lo exige la ley 25.675 (Ley general de ambiente), como tampoco informó sobre el consentimiento previo libre e informado a las comunidades indígenas que son afectadas directamente por la ejecución de este plan de cultivo de variedades transgénicas de maíz, ni sobre las medidas de mitigación de impactos ambientales causado por la polinización cruzada con las variedades criollas y nativas de esta especie vegetal”. 

En 2019 hubo varias manifestaciones en contra de la siembra de maíz transgénico en Misiones. El colectivo No a Los Transgénicos emitió un documento y reunió más de cinco mil firmas, entre las que se cuenta la de la científica, filósofa y activista, Vandana Shiva; la doctora Mira Shiva; y el periodista inglés Charles Patel. En paralelo, agricultores agroecológicos del norte, de San Pedro, Eldorado, Puerto Libertad, Puerto Piray, y Montecarlo se expresaron en distintas manifestaciones (Mariana Mampaey, médica rural y pionera en medicina antroposófica; la médica naturista Marcela Bobatto; los productores agroecológicos Miriam Zamudio, de la Cooperativa de Productores Independientes de Piray; Eugenio Leste de Pozo Azul, San Pedro; Ernesto Rodríguez, de Comunidad Campesina por el Trabajo Agrario de San Pedro; Juan Daddario, del Movimiento de los Trabajadores Excluidos, y Eduardo Vázquez, Cooperativa Parajes Unidos de Puerto Libertad, entre otros); también, dirigentes de las ya históricas Asociación Productores Agrícolas de Misiones (APAM) y el Movimiento Agrario de Misiones; Productores Independientes de Puerto Piray; Grupo Ecologista Cuñá Pirú; Movimiento Nacional de salud LAICRIMPO; Asociación Civil Casa de la Familia Yerbatera de San Pedro; Asociación Civil Nativos; Corriente Clasista y Combativa Misiones; Partido Justicialista; Movimiento por las semillas campesinas de Misiones; Iglesia Evangélica Luterana Unida de Misiones; Patria Grande – Misiones; Movimiento Nacional Campesino Indígena, entre otros.
Es que los transgénicos son la más nueva y preocupante amenaza para la agricultura familiar, para los indígenas y para la biodiversidad en Misiones, tal como quedó plasmado en el Mapa Socio Ambiental, realizado (en julio, en Eldorado) por referentes de estas áreas, la Red de Agricultura Orgánica de Misiones y la Fundación Rosa de Luxemburgo; y evitar su presencia en estas tierras es parte de los ítems contemplados en el programa agrario que los trabajadores de la tierra entregaron el 27 de noviembre al Gobierno provincial en el marco del Foro Agrario Soberano y Popular en la ciudad de Posadas.

https://misionesplural.net/2019/12/02/demanda-judicial-de-kaapuera-para-frenar-el-maiz-transgenico-en-misiones/#more-27672

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2019/12/02/demanda-judicial-de-kaapuera-para-frenar-el-maiz-transgenico-en-misiones/