Myriam Duarte brindó detalles sobre el funcionamiento de las Casas Refugio

La titular de la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad y Violencia explicó durante una charla con Red Ciudadana (96.1) que esos espacios “son dispositivos de emergencia que tienen como objetivo resguardar la integridad física y la vida de mujeres y niños en situación de alto riesgo, ya sea por violencia familiar y de género, y que por motivos de seguridad deben estar alojadas en un lugar distinto a su casa”.

Indicó que para ubicar a una víctima en la Casa Refugio hay una serie de indicadores puntuales: “Por ejemplo, se analiza si no tiene dónde resguardarse, o si el agresor se encuentra prófugo, realizó amenazas o tiene armas; situaciones que implican alto riesgo”, pero aclaró que en esos espacios “no son hogares donde se puede circular libremente. El movimiento es restringido por cuestiones de seguridad y somos muy exigentes en los protocolos de seguridad. No se brindan direcciones de ubicaciones y no se difunde ninguna información, entre otras medidas”.

Para reforzar esa seguridad, indicó que cualquier notificación que emane de Comisarías o Juzgados se emite con la dirección de la sede de la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad y Violencia: “Si nos llaman de una Comisaría para alojar una víctima la trasladamos nosotros, y solo se las moviliza en casos de audiencias o en caso de necesidad de asistir a un centro asistencial para atención de salud”; y añadió que estas prevenciones se toman “tanto para proteger a las víctimas y a los propios equipos de las Casas Refugio, porque podrían ser víctimas de presiones o amenazas.

“El equipo de la Casa Refugio es mucho más importante que el tema edilicio”

Estas unidades fueron creadas por ley II Nº 30 y actualmente se encuentran en funcionamiento la de Posadas y en Eldorado, mientras que están en vías de concretarse las de Oberá, Leandro N Alem y Puerto Rico.

“La Casa Refugio de Posadas es muy grande, puede alojar a muchos grupos familiares, y abarca los casos que se registran en la 1º circunscripción judicial, y como la ley determina la creación de una por cada municipio cabecera de Departamento -agregó-, se están realizando los trabajos necesarios para ese objetivo, siendo un punto central en esa dirección la capacitación del personal que se destinada a estas casas”.

Es que -según explicó- “en las localidades pequeñas, donde todos se conocen, cuesta más mantener la privacidad y que se comprenda lo sensible que es este ítem. Para nosotros, por ejemplo, una persona del equipo que transgrede una norma de seguridad no puede seguir trabajando, porque hay que entender que un equipo que no está bien capacitado implica que una Casa Refugio puede convertirse en una trampa. Por eso, el equipo de la Casa Refugio es mucho más importante que el tema edilicio”, subrayó.

“Una Casa Refugio te puede salvar la vida”

Más adelante, en cuanto al funcionamiento interno de esas unidades, Duarte indicó que “dentro de lo que denominamos el circulo de violencia puede darse que la mujer alojada se sienta mal o culpable y quiera establecer contacto con el agresor, por eso, se le retira el teléfono celular en la casa, pero sí puede hacer uso del teléfono de la Casa Refugio (que tiene el número bloqueado para que no se lo puede identificar) para comunicarse con un familiar y mantener un vínculo”.

Sobre los lapsos de permanencia, contó que “hemos tenido fluctuaciones de grupos familiares por horas, días o semanas, y algunas por lapsos más prolongados por situaciones especiales, pero afortunadamente la mayor parte de la demanda que tenemos se puede resolver para que no sea necesario albergarla ahí, ya sea porque se consigue un lugar con su familia o porque las instituciones intermedias gestionan otro espacio; y digo ‘afortunadamente’ porque una Casa Refugio te puede salvar la vida pero no es lugar recomendable porque no podes disponer de tu tiempo o de tu libre circulación”.

“El acceso a estas casas se da a partir de la recepción de una situación de alto riesgo por la línea 137 -que emite un informe y nos solicita alojamiento-, pero también nos lo pueden solicitar Comisarías, Juzgados, Defensorías, Fiscalías, las Comisarías de la Mujer, o intuiciones de salud que detectan el riesgo; y en general los recibimos el mismo día, sin mayores dilaciones”, precisó.

Tras destacar que “tenemos una campaña permanente de pedido de donaciones (vestimenta, calzado, alimentación, elementos de estudio, etc.) que recibimos en la sede de nuestro organismo, ubicada en Ayacucho 1.670, de Posadas”, Duarte enfatizó que “cuanto más tiempo pasa una víctima en la Casa Refugio quiere decir que tiene menos redes afuera para sostenerse, así que el primer trabajo es detectar esas redes, hermanas, madre, amigos, empleador, gente con quien se puede establecer comunicación, como las escuelas donde van los niños, para establecer un vínculo, poder hacer un seguimiento y acompañar esas víctimas a partir de la interacción con otras instituciones”, sentenció.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2019/11/28/myriam-duarte-brindo-detalles-sobre-el-funcionamiento-de-las-casas-refugio/