LA ÚLTIMA MORADA DE SARMIENTO EN PARAGUAY

 

Por Diario Norte    ****

Se celebra hoy el Día del Maestro, en homenaje al “padre del aula”, Domingo Faustino Sarmiento. Escuelas e instituciones de todo el país llevan su nombre para recordar su destacada labor en favor de la educación, la cultura y la ciencia.

También en Paraguay, donde el prócer pasó sus últimos días, su figura volvió a ocupar un espacio en la agenda pública, pero por un hecho que poco tiene que ver con la educación: circuló la noticia de que se había demolido la casa de Asunción donde vivió el gran sanjuanino.
La noticia de la supuesta demolición fue difundida por un canal de televisión paraguayo, donde se informó de la manifestación de un grupo de residentes argentinos en el vecino país, que aseguraban que se había avanzado con la destrucción de parte de la casa, conocida también como Solar Sarmiento, en la que vivió el prócer sanjuanino durante su estancia en Paraguay.

La información adquirió cierta verosimilitud porque este año el gobierno del presidente Mauricio Macri, en el marco de sus políticas de ajuste, dio la orden de cerrar las puertas del tradicional Colegio Argentino de Paraguay, que estaba en el mismo predio y funcionaba desde 1985.

Si bien oportunamente las autoridades de la Cancillería argentina explicaron que ese establecimiento educativo era de gestión privada y que solo recibía una subvención de la embajada, la noticia del cierre de la escuela -confirmada luego por las autoridades de esa representación diplomática- representó un duro golpe para los argentinos que, radicados en Asunción, habían encontrado en esa institución educativa una alternativa valiosa para que sus hijos aprendieran sobre historia, geografía y cultura argentina.
Esta semana, a poco de cumplirse los 131 años del fallecimiento del prócer sanjuanino, la Cancillería desmintió que se haya concretado la demolición de la casa donde Sarmiento pasó sus últimos días. Según se informó, incluso se realizó una reunión entre autoridades argentinas y del gobierno paraguayo para que se adopten medidas de manera tal que el predio, conocido como Solar Sarmiento, sea puesto en valor.

La construcción y el terreno en el que está ubicada fueron cedidos por Paraguay al Estado argentino, que asumió la responsabilidad de conservar este lugar de enorme valor histórico para ambos países. Se sabe que, a partir de una serie de reclamos para que se conserve ese patrimonio, se conformó un grupo de trabajo binacional que incluye a la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos de nuestro país; el Ministerio de Cultura paraguayo; y la embajada.

La idea, según se explicó, consiste en adoptar algunas medidas de carácter estructural que permitan conservar en buen estado la antigua casa para transformarla en un centro cultural con libre acceso del público. Por otra parte, la inquietud que generó la noticia de la supuesta demolición obligó a funcionarios argentinos a trasladarse a Asunción para comprobar si, efectivamente, el Solar Sarmiento seguía en pie.

La Comisión Binacional que tiene como objetivo restaurar y poner en valor el Solar Sarmiento en Asunción de Paraguay estuvo integrada por el embajador argentino en Paraguay, Héctor Lostri, Rubén Capdevila, ministro de Cultura, Natalia Antola, directora general de Patrimonio Cultural y Félix Toranzos, director de Museos, los tres del Gobierno de la República del Paraguay; y en representación de Argentina, Teresa de Anchorena, presidenta de la Comisión de Museos y Monumentos, Fabio Grementieri, de la Comisión de Museos y Monumentos y Nilda Ferreyra, asesora del diputado nacional José Luis Gioja.

La noticia de la supuesta demolición también generó inquietud en San Juan, provincia natal del prócer. Desde allí, el diputado nacional José Luis Gioja salió al cruce de esas versiones y sostuvo que ‘como argentinos y sanjuaninos tenemos el compromiso de preservar para la posteridad ese predio, porque Sarmiento y su legado trascienden las fronteras de la Argentina y de Latinoamérica”.
Es de esperar que se avance con la restauración prometida del Solar Sarmiento en Paraguay, para que de esa manera argentinos y paraguayos puedan visitarla y conocer la obra de quien dedicó gran parte de su vida, primero como gobernador de San Juan y, luego, como presidente de la Nación (1868-1874), a consolidar la educación pública y gratuita con políticas de Estado que permitieron levantar escuelas y bibliotecas a lo largo y ancho del país.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2019/09/11/la-ultima-morada-de-sarmiento-en-paraguay/