MISILES GUIADOS Y GUERRA ASIMÉTRICA

por Valentin Vasilescu   ***

Actualmente no estamos viendo guerras entre Estados sino principalmente conflictos ‎donde grupos armados que no son Estados, y que son por tanto mucho más “fluidos”, ‎luchan contra Estados.

Esta lógica asimétrica está llevando las grandes potencias a ‎plantearse otras formas de lucha para los grupos armados a los que apoyan. Esa tendencia puede llegar a poner en manos de grupos armados ciertos misiles guiados ‎que hoy sólo existen en los arsenales de los ejércitos clásicos. ‎

Es posible que, en el marco de las próximas guerras, la tendencia sea a integrar nuevos métodos ‎asimétricos. Por ejemplo, la marina de guerra de Estados Unidos ha estudiado desde hace mucho ‎la posibilidad de transformar barcos comerciales en plataformas para el lanzamiento de misiles. ‎‎¿Por qué? Porque un destructor lanzamisiles estadounidense cuesta el equivalente de 15 o 20 ‎barcos mercantes. ‎

Además, un destructor armado con 90 misiles se halla bajo constante vigilancia y puede ser ‎hundido con uno o dos misiles lanzados desde otro buque. Sería mucho más difícil detectar un buque comercial equipado con lanzadores de misiles y un barco mercante podría llevar a bordo ‎‎450 misiles y lanzar simultáneamente 30 de esos artefactos contra blancos diferentes. ‎Los resultados de los estudios estadounidenses se mantienen en secreto pero es de suponer que ‎Estados Unidos ya está en vías de aplicarlos.‎

Rusia, por su parte, trata de crear métodos de guerra asimétrica a través de un sistema modular de ‎lanzamiento montado en contenedores comerciales que lanzaría misiles de crucero ‎‎Kalibr, cuyo alcance se sitúa entre 1 500 y 2 000 kilómetros. Además del contenedor donde iría el sistema de lanzamiento también existe un contenedor para llevar el equipamiento dedicado a la detección de ‎objetivos. ‎

Las dimensiones del misil de crucero Kalibr se acercan a las del Zircon [1], así que es posible utilizar ‎el mismo tipo de contenedor para los dos. Esos contenedores pueden situarse en puertos, como las baterías ‎costeras, o ser embarcados en barcos comerciales o incluso a bordo de rompehielos que se desplacen por ‎el Ártico. ‎

Dado su aspecto completamente común, esos contenedores no llaman la atención y decenas de ‎misiles Kalibr y Zircon pueden ser transportados clandestinamente al territorio de cualquier ‎país, incluyendo Estados Unidos. El lanzamiento de todos los misiles puede controlarse de ‎manera remota desde el contenedor donde se halla el equipamiento destinado a ese fin. Si Rusia es ‎capaz de crear ese tipo de armamento, no dudo que Estados Unidos y China también tengan esa ‎capacidad. ‎

Valentin Vasilescu

[1] «Zircon y Avangard: el último mensaje de ‎Putin a los servicios de inteligencia de ‎Estados Unidos», por Valentin Vasilescu, Red Voltaire, 25 de febrero de 2019.

https://www.voltairenet.org/article205695.html

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2019/05/05/misiles-guiados-y-guerra-asimetrica/