Oct 26 2018

LA LEY DEL AJUSTE

Por Tali Goldman   ***El presupuesto es la hoja de ruta ideológica que tiene un gobierno para planificar cuáles serán sus prioridades del año entrante. Y el de Mauricio Macri tiene un único objetivo: ajustar.

No importaron los detenidos arbitrarios, lejos de donde se había montado el enfrentamiento, no importaron los forcejos en la Cámara de Diputados. Con una gigantografía de Lagarde presente en el recinto para simbolizar quién manda, parte del peronismo provincial y el bloque de Lousteau habilitaron el quórum y el gobierno logró la media sanción del presupuesto.

Fotos: Joaquín Salguero


“Estamos bien, quedate tranquila que estamos bien”.
En la última fila del colectivo 23, en la calle Independencia y Entre Ríos, una mujer manda un mensaje de audio por su celular. “Ya estamos camino a Soldati, traquila”. Son las 16 horas y todavía el nerviosismo y la tensión en los aledaños del Congreso, incluso, un poco más lejos también, continúan. Por whatsapp empiezan a circular las fotos y los videos de los detenidos. El más impactante es el de un pibe que está en el piso, boca abajo y un policía haciendo fuerza para que no se levante. El que filma el video le pregunta el nombre. El pibe jadea y no puede modular bien.

—Francisco Pandolfi

—¿Cómo? ¿Cómo te llamás?
—reitera el hombre que filma desde su celular mientras el policía hace más fuerza sobre su espalda  y su cara para que no pueda responder.

—Francisco Pandolfi
—dice como puede—. Ahí está Nacho Levy, referente de La Poderosa, ahí al lado mío.

En un video que se conoció posteriormente y que se vio en Crónica, se ve claramente cómo ese policía le pone un arma en el bolsillo del pantalón, en lo que se conoce como “plantar” una prueba.

Francisco Pandolfi y Nacho Levy eran parte de los (al menos) 26 detenidos, entre ellos, trabajadores del Astillero Río Santiago, ATE y Suteba, después de la brutal represión en medio de una enorme movilización en la Plaza del Congreso en rechazo al presupuesto 2019: escrito de puño y letra por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Incluso también circularon las fotos de los cartuchos de gases que utilizaban las fuerzas de seguridad para reprimir. Las municiones grises tenían la insignia “Made in USA” (hecho en Estados Unidos). Ya no hay metáfora posible. Luego de la detención, fueron trasladados a la seccional de Floresta de la Policía de la Ciudad. En la madrugada fueron liberados por orden del juez.

Es curioso porque el presupuesto que se aprueba se hace a escondidas del acuerdo entre la Argentina y el FMI, que recién se conocerá este viernes. Entonces ¿Por qué apurar la aprobación de la ley de leyes? Está claro.

Pero nada de esto sorprendió. Lo decían desde todos los rincones: la aprobación de este ajuste se aprobaba con represión. Por eso, el martes por la noche, ya lo venían advirtiendo por las redes sociales y algunos canales de televisión. Alrededor de la Plaza se disponía un enorme vallado, lo que daba el indicio del gigantesco operativo de seguridad que se preveía. Además, en casi todas las esquinas aparecieron volquetes con piedras y otros elementos que suelen ser utilizados para armar disturbios.

Adentro del recinto también fue un escándalo. Porque mientras afuera era una cacería, los diputados oficialistas fingían demencia y los opositores exigían que se suspenda la sesión argumentando que con represión y detenidos no se podía debatir.

Todo remitía a aquella escandalosa sesión y represión del último diciembre cuando se debatió la reforma previsional. También llamó la atención que la policía no haya agarrado a ninguno de los encapuchados que tiró piedras. ¿Casualidad?

Todo siguió pese a los gritos y forcejeos entre diputados, incluso luego de un patoteo explícito del jefe de bloque de Cambiemos Nicolás Massot a Leopoldo Moreau, desafiándolo a pelear afuera, que provocó la ira de Daniel Filmus, quien casi se va a las trompadas con Massot. Y a las 5.46 de la madrugada con 138 votos a favor se aprobó el presupuesto más vergonzoso, con un solo objetivo: pagar la exorbitante deuda que contrajo este gobierno en casi tres años, que ya duplicó la contraida por la Dictadura en seis años de sangre y desapariciones.

Con Christine presente

Las periodistas parlamentarias Noelia Barral Grigera y Gabriela Pepe publicaron desde temprano por sus redes sociales, el minuto a minuto sobre la sesión.

El oficialismo consiguió el quórum con ayuda de los diputados peronistas de San Luis, San Juan, Tucumán, Misiones, dos de Córdoba, uno por Salta, Omar Félix, y el bloque de Lousteau. El kirchnerismo, la izquierda, el interbloque de Felipe Solá, el Frente Renovador y la mayoría del interbloque Argentina Federal no dieron quórum”. Lo que las periodistas informaron fue fundamental. Porque dar el quórum —independientemente de lo que después voten— fue la llave indispensable que tuvo el oficialismo. Haber dado el quórum significó ayer ser cómplice de la sanción de presupuesto que, entre otras cuestiones, perjudica principalmente a las mujeres. Por eso llamó la atención la actitud del diputado Martín Losuteau, un férreo defensor por el derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito (de hecho echó del bloque a uno de sus diputados porque no iba a votar a favor). Parece que el compromiso con las mujeres no llega a tanto.

Lo cierto es que con 129 diputados y una gigantografía de la directora del FMI, Christine Lagarde —con la que entró la diputada Victoria Donda— comenzó a debatirse un presupuesto que lisa y llanamente es la “herramienta de planificación de las políticas del gobierno, en donde se pueden leer sus objetivos e intereses”, según explican desde el espacio Economía Feminista. Es una obviedad, pero el presupuesto es la hoja de ruta ideológica que tiene un gobierno para planificar cuáles serán sus prioridades del año entrante. Y el de Mauricio Macri tiene un único objetivo: ajustar.

Según un minucioso informe realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), que coordina Santiago Fraschina, se determina que “el Proyecto de Ley de Presupuesto 2019 confirma la intención del Ejecutivo en avanzar en un ajuste económico de magnitudes. El Gobierno dispone toda su artillería en pos de alcanzar el equilibrio fiscal en 2019, relegando el resto de objetivos que suelen guiar el accionar del Estado”.

Los números más agregados que se desprenden del Presupuesto proyectado, marcan una caída del PBI para los próximos dos años. El ajuste proyectado del 2,6% del PBI se logrará a partir de una reducción de gastos de casi un punto y medio. Para alcanzar semejante reducción de erogaciones, el Presupuesto plantea reducciones dramáticas en gastos corrientes en energía (-$3.291 millones) y en transporte (-$18.257 millones), entre otros. Y por supuesto, lo que gana peso presupuestario es el pago de intereses de la deuda. Medido como porcentaje del gasto total, pasará de 7,7 en 2015 puntos a 14,9 en 2019, casi duplicándose. Este avance fue en detrimento de otros de orden social, como son los de Educación y Cultura (-1,2 puntos) y Ciencia y Técnica (-0,4 puntos). Así, el pago de intereses pasa a representar una proporción muy superior al presupuesto de otras áreas.

Los ejemplos que proporciona el informe de la UNDAV son escalofriantes. “Los pagos de servicios de deuda superarán en más de 24 veces a los fondos destinados a las obras de agua potable y alcantarillados, en 20 veces a las de vivienda y urbanismo, en casi 13 veces a las de ciencia y técnica y en cuatro veces a las de salud”. En otro modo de verlo: “El peso de los intereses de deuda que se pagarán en 2019 representa monto equivalente a 353 millones de AUH, 69 millones de jubilaciones mínimas, casi 56 millones de salarios mínimos y la construcción de casi 20 mil jardines de infantes. Con todo, en 2019 se pagarán más de un millón cien mil peso por minuto, en concepto de intereses de la deuda pública.

¿El feminista menos pensado?

Otro de los puntos clave de este presupuesto y que se llevó el mayor repudio tiene que ver con el brutal recorte con referencia a las políticas de género. Y pese a que a Macri le encanta llenarse la boca hablando de la “brecha de género” en los hechos hace lo contrario. Así lo demostró la periodista Estefanía Pozzo en una nota que publicó en el Cronista Comercial en donde refleja que el Instituto de la Mujer (INAM) perderá un 18 por ciento contra la inflación.

Según un informe del espacio de Mujeres Sindicalistas de la Corriente Federal de los Trabajadores, también se registra una “pérdida de un 25 por ciento del presupuesto en términos reales en la línea telefónica 13, destinada a la Atención a Víctimas de la violencia familiar” y también la “pérdida de un 25 por ciento del presupuesto para el programa ´Hacemos Futuro Juntas—ex Ellas Hacen—´ uno de los programas del ministerio de Desarrollo Social que ofreció oportunidades de trabajo y formación a mujeres en situaciones de vulnerabilidad”.

Entrada la noche centenares de personas se congregaban en la puerta de la comisaría comunal 10, exigiendo la libertad de los más de veinte detenidos, mientras la foto de Elisa Carrió con anteojos de sol en pleno recinto, con actitud petulante, se volvía viral. Postales de una Argentina que duele, que indigna.

http://www.nuestrasvoces.com.ar/entendiendo-las-noticias/la-ley-del-ajuste/

 

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2018/10/26/la-ley-del-ajuste/