Oct 26 2018

Enfoques cooperativos, Hoy: ¿Qué nos alerta el incremento de conflictos sociales?

La justicia social frente al mal humor de los desposeídos

 

 

Por José Yorg, el cooperario. 

 

“La anarquía económica de la sociedad capitalista tal como existe hoy es, en mi opinión, la verdadera  fuente del mal”. Albert Einstein

 

“(…) los miembros de las entidades legislativas son seleccionados por partidos políticos que están en gran medida financiados o, de cualquier manera, influenciados por capitalistas privados, los cuales, para todos los efectos prácticos, separan al electorado del legislador. La consecuencia es que los representantes del pueblo no protegen adecuadamente los derechos de los sectores menos privilegiados de la población. Además, bajo las circunstancias actuales, los capitalistas privados controlan, inevitablemente y de forma directa o indirecta, las principales fuentes de información (prensa escrita, radio, educación). Resulta por tanto extremadamente difícil, e incluso totalmente imposible en la mayoría de los casos, que el ciudadano como individuo pueda extraer conclusiones objetivas y realizar un uso inteligente de sus derechos políticos”. Albert Einstein

 
¿Cuál es la razón, el origen, y la persistencia e incluso el agravamiento de la desigualdad social?

El incremento y profundidad del mal humor de grandes poblaciones dondequiera que sea nos lleva a pensar y reflexionar constantemente sobre esta temática desde el cooperativismo y su doctrina de armonía, sin poder ya escapar del asombro.

 Examinemos, estimado/a lector/ara con mucha atención  la estructura económica, social, política actual del mundo-con excepciones que hacen sobrar los dedos de una mano para contarlos- sobre la que se enancan y que permite evidenciar que las instituciones de la democracia son una parodia sórdida griega.

El orden socio-económico actual capitalista en su etapa financiera conmueve todo a su alrededor y pretende modificar la mentalidad del pueblo para que se adapte al sufrimiento social como algo inevitable. Su ideología atraviesa y se instala en los sistemas educativos para ello.

Los pueblos lentamente se alzan y ganan las calles y las rutas expresando un mal humor inusitado, hartos de la corruptela política institucionalizada.

 Allí está el pueblo paraguayo, profundamente irritado, clamando intervenciones a las instituciones corrompidas. Allí están las caravanas de la dignidad latinoamericanas que se dirigen a los EE.UU.

 Constituyen sólo fenómenos sociales contemporáneos que nos alertan que el incremento de los conflictos sociales materializa el mal humor por falta de  justicia social. Y tal vez estén anunciando el advenimiento de una nueva época, tal vez ya esté cimentada y aún no lo percibamos claramente  o ¿acaso no expresan un reto para los intelectuales quienes deben expresarlo teóricamente?

 Y en este punto en que  rememoramos de manera inexorable a  Enrique Agilda cuando nos señaló que “Es muy grande el salto imaginario que habría que dar para trasladarnos desde esta sociedad de bases egoístas, a una sociedad asentada en la cooperación”. Pero es que debemos imaginarnos y sobre todo, encaminarnos hacia ella.

El derecho romano definió con Ulpiano que “Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi”. “La justicia es la constante y perpetua voluntad de dar (conceder) a cada uno su derecho, lo justo y lo equitativo”. La justicia social concede al pueblo su felicidad, su buen vivir.

 ¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2018/10/26/enfoques-cooperativos-hoy-que-nos-alerta-el-incremento-de-conflictos-sociales/