Ago 14 2018

PERSECUCIONES A LA CARTA – VIEJA PERVERSIÓN DE LOS LIBERALES

por Carlos Andrés Ortiz   ***

San Martín, Rosas y Perón fueron forzados al exilio, y solo Perón pudo regresar. No fue casual pues fueron los tres grandes referentes del Pensamiento Nacional, y como tales fueron denigrados, perseguidos, con riesgos certeros de ser asesinados, y condenados al exilio forzoso, por el sector reaccionario que opera al servicio de intereses foráneos e identificados por el liberalismo, doctrina antinacional si las hay.

Liberalismo que es doctrina tan apátrida como el marxismo en sus distintas variantes, lo cual “casualmente” no lo saben muchos “progres” y los patrioteros de bandera, y no se enseña en los Institutos Militares ni en muchas Universidades Nacionales. De allí muchas de las gruesas confusiones de los patrioteros de bandera y otros apátridas, pero ese ya es otro tema…

De asesinados políticos hay una larguísima lista, de la cual pueden citarse Dorrego, El Chacho Peñaloza, los cientos federales hechos degollar por mandatos de Mitre y Sarmiento, los bombardeados en 1955, los fusilados de 1956, los desaparecidos y asesinados en el infame “proceso” por entorpecer negociados y ser “malos ejemplos” pese a no ser guerrilleros (como el sindicalista Oscar Smith y el cantautor Jorge Cafrune), las víctimas de la represión delarruista en 2001, y recientemente los reprimidos por orden de MacriBulrich, Maldonado y Nahuel.

Referente a la violencia ejercida contra los liberales, cabe citar a la temible Mazorca de Rosas, si bien cabe la honestidad histórica de reconocer que el accionar de La Mazorca fue la defensa ante las constantes agresiones que Don Juan Manuel recibió de los unitarios – rivadavianos, tanto desde adentro, como desde Montevideo y Santiago de Chile; unitarios que gustosamente y demostrando nulo patriotismo se aliaron a agresores franceses, británicos, lusitanos e incluso a la invasión de la efímera alianza boliviano-peruana en el NOA. Y como sea, los mazorqueros parecerían carmelitas descalzas comparados con la ferocidad de los coroneles de Mitre contra los caudillos federales y sus tropas.
Tampoco cabe omitir que Balbín, Frondizi y otros fueron presos en la primera década de Perón, claro que en el marco de la violenta insurrección de Menéndez en 1951, y los atentados terroristas de 1953 atribuidos a Roque Carranza y sus seguidores, el mismo que años después fuera ministro de Alfonsín.

Queda muy en claro que lo precedente expuesto ni nada, justifica al “indigenismo” (fogoneado y financiado por los anglos), ni la violencia guerrillera, la cual también fue al menos parcialmente equipada por Gran Bretaña, muy acorde a las recomendaciones de Harry S. Ferns, para destruir los avances logrados por Argentina. Pero tampoco se justifica la utilización de Nuestras Fuerzas Armadas como tropas de ocupación en el propio territorio, como ocurrió en el “proceso”, como requisito para imponer el neoliberalismo. Metodología de violencia a la cual apelaron los noventistas y a la que recurre ahora el régimen oligárquico macrista.

Presos políticos hubo en la historia, siendo una larga lista, y la metodología se repite, en causas con claras connotaciones de vengatividades, por haber tocado intereses de la oligarquía apátrida o de corporaciones transnacionales, acostumbradas al poder omnímodo y a las ganancias exorbitantes sin nadie que les haga frente.
Entre muchos otros casos, podemos mencionar que Yrigoyen, Baldrich (principal colaborador de Mosconi en YPF), Perón, Frondizi, M. E. Martínez de Perón, Julio Carlos González (Secretario Legal y Técnico de Perón y de su sucesora), fueron apresados como claras venganzas políticas, por haber sido indóciles a los poderes establecidos locales y sus amos extranjeros.
Con esos antecedentes históricos insoslayables, que muchos desconocen u olvidan, no puede sorprender que armen todo un circo mediático y que castiguen con la cárcel en forma poco o nada acorde procedimentalmente (según opinaron prestigiosos juristas), en base a fotocopias de un simple cuadernito, las que según trascendió tienen una redacción pulcra que no condice con el hablar algo tosco y elemental del chofer “arrepentido”, a la vez suboficial retirado del Ejército (y posiblemente apalabrado “convenientemente” por retirados proceseros, muy afines al neoliberalismo imperante, todos ellos); todo eso seria para reírse si no fuera por la saña feroz con la cual se ejecuten esas acciones, que son continuadoras de otras similares ya perpetradas antes, con esta especie de “justicia a la carta” puesta a obedecer lo “políticamente correcto” en algunos cuantos sectores de ese poder, precisamente en nada independiente en esos sectores cooptados por la politización de parte del Poder Judicial.

Y la persecución contra el exvicepresidente Boudou, es clara venganza por haber estatizado las muy corruptas AFJP, que ahora quieren reinstalar.

Por supuesto que no se trata de cubrir ningún tipo de ilícitos, pero tampoco se puede caer en el facilismo de presumir culpabilidades en base a pruebas muy endebles, o directamente truchas; o el criterio inocentón de aceptarse procedimientos no solo burdos, sino que tiran por la borda principios elementales, como la presunción de inocencia; fogoneando otros como el de “meter preso por si acaso” (dicho en castellano coloquial), lo cual encubre malamente una práctica pseudo sofisticada de tortura, habida cuenta que la privación de la libertad en es sí misma una tortura, además de las “condenas mediáticas” de los multimedios al servicio de los poderes neoliberales.

Mientras tanto, mostrando en forma ostensible la doble vara que se institucionaliza en partes del Sector Judicial, actúa la “justicia express” y la “justicia freezer” para exculpar o congelar sucesivas acusaciones, existiendo según trascendió pruebas concretas y no simples fotocopias, las que involucran al presidente y a su CEOcracia gobernante; siendo el listado de causas “dormidas” o sobreseídas, muy extenso. Entre otros, los Panamá Papers, el caso Odebrecht y sus vinculaciones con personajes del gobierno, la vergonzosa autocondonación de deuda por el Correo Argentino que quiso hacer Macri, el escándalo del dólar futuro con funcionarios actuales en los dos lados del mostrador, el ministro – empresario farmacéutico que presionó para pasar sobre leyes vigentes para favorecer a su empresa, las acusaciones contra Arribas con diversas “explicaciones” y sin tener en cuenta los antecedentes concretos recibidos de Brasil, los aumentos tarifarios para beneficiar a empresas “de amigos” del poder o del propio poder, la vista gorda ante la descomunal fuga de divisas y el endeudamiento feroz e irracional, recientemente los robos de identidades y dineros negros aportados a las campañas de “Cambiemos”, las dos muertes por desidia culposa en una escuela en el Gran Buenos Aires; y el listado sigue…sin que cierta parte del Poder Judicial se de por enterada…o así parecería.

Queda muy claro que quieren proscribir a Cristina F. K., y con ella a todo el peronismo opositor, al estilo del juez Moro contra Lula en Brasil.

Y a la vez es evidente que quieren tapar los desmanes inmanejables que son consecuencia del neoliberalismo “reinante”, buscando seguir confundiendo a la gente, mientras avanzan en la tarea infame de la destrucción nacional, con el neo Plan Morgenthau en evidente perpetración.

Claro que para entender de esto último, se requiere conocer Historia y Geopolítica, dos asignaturas desconocidas tanto para “progres” como para patrioteros de bandera, tal como sus erráticos y negativos accionares lo demuestran.
Todo esto tiene un claro trasfondo geopolítico, habida cuenta de la vergonzosa subordinación de la Argentina macrista, a los dictados de las potencias anglosajonas, las cuales para seguir manejando nuestro país necesitan evitar posibles gobiernos futuros “indóciles” y no subordinados.

Mi libro Tormentosa Argentina, disponible en el blog, describe diversos hechos terribles de violencia política acaecidos en nuestra Argentina. A él me remito, si alguien quisiera ampliaciones y datos documentales, de la parte histórica del tema acá expuesto.

Carlos Andrés Ortiz

Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

 

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2018/08/14/persecuciones-a-la-carta-vieja-perversion-de-los-liberales/