Abr 17 2018

DEUDA EXTERNA Y OFFSHORE: DE LOS DOS LADOS DEL MOSTRADOR ESPECULADORES



por Alejandro Mosquera

Unos de los temas claves de la semana fue la presentación del ministro Luis Caputo ante los legisladores de la Bicameral de Seguimiento de la Deuda Externa.

Dos cuestiones esenciales para el país se debatieron en la reunión: la deuda externa, ligado a la capacidad de endeudamiento del país sin llevar a una nueva crisis de deuda y que el Ministro explicara su participación en empresas offshore, y porque había omitido en sus declaraciones juradas decir que era propietario de una y porque utiliza el sistema de empresas que son dueñas de empresas como regla se utiliza para invisibilizar a los reales propietarios de las mismas.

El gobierno sabía que una mala performance en las explicaciones en especial sobre porque el funcionario participa de métodos como mínimos opacos o fraudulentos de esconder sus capitales podría derivar en un efecto dominó que afectara a muchos ministros y funcionarios del gabinete que también tienen  cuentas y participacion en sociedades offshore.

La preparación y entrenamiento para el debate en la semana previa a la reunión del miércoles mostraba una preocupación en poder esconder aquello que el gobierno quiere que se mantenga oculto, adiestramiento en no responder las preguntas que develaban la verdadera situación. No querían que adamas se sumaran frases como las que había propalado el Ministro Aranguren y que develan la hipocresia de estos depredadores del Estado.

Conviene para adentrarse en un análisis del debate de la deuda leer la nota de este mismo número de Horacio Rovelli, esta columna esta enfocada en el tipo de debate que se dio, y la importancia para el país.

Nuevamente que el gobierno ratifica con la afirmación de la legalidad de las offshore, su enfoque que los ricos funcionarios hoy en el gobierno pueden ocultar sus bienes, poner sus capitales en paraísos fiscales, que como minimo intentan oscurecer los patrimonios, en la mayoría eludir el pago de impuestos a su país, y en lo revelado por la investigación del consorcio internacional de periodistas para delitos gravisimos. Pero el gobierno de los Ceos naturaliza para una parte importante de los argentinos que son parte de la viveza “legal”.

También ha quedado claro que el funcionario a cargo del endeundamiento argentino no es un experto en deuda, sino que su experiencia está en que ha trabajado como especulador financiero, de esos que viven de la crisis de los países. De esos que cuentan con informacion privilegiada que tendría que ser reservada para hacer millones de dólares de diferencia. Que el gobierno puso a negociar y pagar a los fondos buitres a quien hasta el día de asunción como funcionario compartía el lado del mostrador con quienes se benefician con la ruina del país.

La discusión sobre si nos están llevando a una crisis de deuda que estallará cuando ya no sean gobierno y estén en sus empresas, en otros países , a salvo de los dolores de los argentinos ( los que los votan y los que los resisten) fue un debate de sordos. El gobierno trato de convencer que tienen todo controlado y que ira disiminuyendo el endeudamiento a partir del 2021, lo mismo que dijeron sobre la inflación. Si quedó claro que en esa discusión que vendrá el país estará (si todo sigue igual) representado frente a los acreedores por los que se benificiaran -si realmente vamos a una crisis de deuda-  por los que han trabajado para estos prestamistas usureros de este capitalismo globalizado que en tiene en la sala de comando al capital financiero.

Muchas preguntas quedaron sin respuestas de legisladores de los bloques de la oposición. El escándalo de cierre fue el pretexto del equipo del gobierno para terminar el debate, que ahora a través de sus medios oficialistas tratan de presentar como un triunfo de la “claridad” del ministro macrista. En un debate tan importante, con dos temas claves para el presente y futuro del país, la cuestión del papelito era totalmente secundario. En opinión de esta columna el Frente para la Victoria se equivocó. Permitió  la huida del ministro y dar por cerrado el debate. ¿Ingenuidad? es poco importante las razones, pero la oposición no puede cometer estos errores que solo favorecen la impunidad y la oscuridad. El gobierno agradecido, se nota mucho en el parte informativo, que como fuentes en off, repartieron a sus medios adicto. El diario La Nación señala: “Una “goleada” que se complicó por una “boludez”. Así vivió el Gobierno la presentación que hizo el ministro de Finanzas,  Luis Caputo, ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda.

Si bien en la Casa Rosada celebraron y destacaron la solidez de los argumentos que presentó Caputo para responder durante más de cuatro horas todas las preguntas que le hicieron desde la oposición sobre el endeudamiento y su participación en distintas sociedades offshore, al mismo tiempo reconocieron que el mensaje que le hizo llegar a la diputada del Frente para la Victoria Gabriela Cerruti terminó por empañar su exposición” ¿en serio? A veces nos tratan como tontos.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2018/04/17/deuda-externa-y-offshore-de-los-dos-lados-del-mostrador-especuladores/