Ene 23 2018

EL AGUA: DESPROTEGIDA Y FUERA DE AGENDA EN EL IMPULSO A LA FLEXIBILIZACIÓN DE LA LEY DE TIERRAS

Por Diario 99

En julio de 2016, el presidente Mauricio Macri modificó por decreto la Ley de Tierras Rurales y  volvió más laxas las restricciones para la venta de tierras a extranjeros que impuso Cristina Kirchner en diciembre de 2011.

Fue el primer paso hacia una ley sin topes. Ahora el tema vuelve a formar parte de la agenda en reuniones que mantienen referentes de la actividad forestal, del monocultivo de exóticas, y el Gobierno macrista.

En el escenario, un elemento delicado: el agua dulce. Las tierras donde está prevista la ampliación de la superficie de monocultivo de exóticas (pino elliottis y eucaliptos, fundamentalmente) están ubicadas, por ejemplo, en las provincias de Misiones y Corrientes, territorios del Acuífero Guaraní y de los Esteros del Iberá, de relevancia mundial por su importancia hídrica.

Hasta la asunción de Macri, la Ley 27.737 establecía el “15% como límite de toda titularidad de dominio o posesión de tierras rurales en el territorio nacional, provincial, y municipal, por parte de extranjeros”. Actualmente, con el argumento de la necesidad de incentivar “inversiones”, el macrismo busca aliados para eliminar los límites. En paralelo, en el Congreso hay ocho propuestas kirchneristas y de otros partidos políticos para derogar el decreto flexibilizador macrista y hasta declararlo inconstitucional.

Ayer el tema volvió a escena en una reunión de la Mesa Forestal y Nicolás Laharrague, el misionero designado  subsecretario de Desarrollo Foresto Industrial; un encuentro donde estuvieron, entre otros, el ya “histórico” subsecretario de Bosques de Misiones, Juan Gauto y la ex ministra de Ecología Verónica Derna, ahora legisladora, fuertemente cuestionada por impulsar medidas que destruyen los bienes naturales, como el camino por dentro del Parque Moconá.

De acuerdo a lo publicado por Economis.com, donde más se reclaman tierras para la instalación de pasteras es en Corrientes, donde habría consenso para una reinterpretación del artículo 61 de la Constitución provincial que permitiría “generar enormes porciones de tierra apta para plantaciones de pino que alimenten la industria celulósica”, y así las cosas, “solo quedarían como reserva estratégica, fuera del alcance de extranjeros, los parques, reservas y la zona protegida de los Esteros del Iberá”.

“Los empresarios forestales son quizás, después de los sojeros, los que más atención recibieron del Presidente, con sendas reuniones y decisiones de primer nivel que van en línea con lo que reclaman para fomentar inversiones”, indica el mismo portal de noticias.


Escenario

En febrero del año pasado, el Papa Francisco advirtió sobre el peligro de que en un futuro cercano se dé una “gran guerra mundial por el agua” y alertó que resulta “fundamental, urgente e imprescindible la acción de cada Estado como garante” de su acceso universal, seguro y de calidad


En la Argentina hay por lo menos 17.000.000 de hectáreas, lo que representa el 18% de las tierras productivas en suelo nacional, estén en manos de capitales foráneos.

“Una de esas situaciones particulares se da con el acuífero Guaraní, el enorme reservorio de agua dulce ubicado entre la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y que en nuestro país ocupa unos 225.424 kilómetros cuadrados. Allí, la familia del millonario norteamericano Douglas Tompkins posee 350.000 hectáreas que se encuentran en litigio judicial por su intención de perforar el suelo para la realización de diversos proyectos con el agua”, advierte una nota publicada en el diario Hoy.


“El agua es un derecho fundamental que debe ser protegido por el Estado argentino, pero las autoridades se desentienden de este tema y embargan el futuro de los ciudadanos vendiéndoles a precio vil las mayores tierras productivas a intereses extranjeros, tal como sucede con las tierras ubicadas sobre el acuífero Guaraní”,
expresó el senador nacional por Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas en diálogo con ese diario.

La crisis hídrica que enfrenta el mundo se debe a que solo el 3% de este fluido disponible en el planeta es apto para el consumo humano, a la vez que para el año 2030 se pronostica que habrá, a nivel planetario, un déficit cercano al 40% con respecto al agua dulce.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advierte además que para el año 2050 la demanda mundial de agua dulce crecerá en más del 40% y por lo menos una cuarta parte de la población mundial vivirá en países con una “falta crónica o recurrente” de agua limpia. En la Argentina, solo el 20% de las aguas residuales cuentan con tratamiento adecuado y es consumible y se adelantan mayores problemas a futuro.

En la Argentina, “el colonialismo extractivista domina nuestras legislaciones y parlamentos y se lleva de manera salvaje materias primas que nos pertenecen. Si no ponemos un freno a esta situación lo que se nos viene será una guerra donde millones morirán y solo unos pocos se salvarán, y tal como advierte el Papa, son los Estados los que deben ponerse al frente de esta lucha para garantizar el acceso al agua, resaltó Solanas.


En la Patagonia

En este contexto, “el empresario británico Joe Lewis, amigo del Presidente Mauricio Macri, fue uno de los principales beneficiados por la modificación por decreto de la Ley de Tierras Rurales. Dueño de cuantiosas propiedades en suelo argentino, entre ellas Lago Escondido en la provincia de Río Negro, se ha transformado en un artífice que busca quedarse con una fuente de agua dulce que baja directamente de la Cordillera de Los Andes”, dice Diario Hoy.

“Las 12.000 hectáreas que rodean a Lago Escondido ha llevado a que la zona se haya privatizado y convertido en casi un estado paralelo, donde el orden es impartido por Lewis y las leyes argentinas no entran, ya que se prohíbe la libre entrada a este bien público”, agrega, ilustrando el impacto de estas políticas en la vida de los ciudadanos argentinos.

Sostiene además que “a través de la construcción de una represa generadora de energía eléctrica, Lewis ya ha comenzado a hacer grandes negocios con el agua que emana de la Cordillera, vendiendo ese producto a países extranjeros y dejando incomprensiblemente sin luz a El Bolsón, localidad que rodea Lago Escondido y que sufre graves problemas en la generación de energía”.


Cifras que alarman

  • 17.000.000 de hectáreas están en manos de extranjeros en la Argentina

 

  • 7.000.000 de argentinos no tienen acceso al agua potable

 

  • 350.000 hectáreas posee la familia Tompkins sobre el acuífero Guaraní

 

  • 225.424 kilómetros cuadrados tiene el acuífero Guaraní en suelo nacional

 

  • 40% es el déficit de agua dulce que se pronostica a nivel mundial para 2030

 

  • 20% de las aguas residuales cuentan con un tratamiento adecuado en el país

 

  • 18% de las tierras productivas argentinas están en manos extranjeras

 

  • 3% del agua disponible en el planeta es apta para el consumo humano


http://diario99.com.ar/el-agua-desprotegida-y-fuera-de-agenda-en-el-impulso-a-la-flexibilizacion-de-la-ley-de-tierras/

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2018/01/23/el-agua-desprotegida-y-fuera-de-agenda-en-el-impulso-a-la-flexibilizacion-de-la-ley-de-tierras/