Dic 28 2017

DEMOCRACIA DE BAJA INTENSIDAD


Por Página/12

Estela de Carlotto realizó un balance del año en materia de Derechos Humanos en el que expresó su preocupación por el modo en el que “la democracia está siendo vulnerada por una forma de gobierno.”



“Esto no es una democracia como tal, es una depresión de la democracia”,
expresó Estela de Carlotto en radio La Tribu. En una entrevista con el programa “Nenes de antes” la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo esbozó un balance de la labor realizada durante este año por los organismos de Derechos Humanos y apuntó contra el Gobierno por las persecuciones sufridas y las medidas antidemocráticas.

“Con respecto a nuestro trabajo institucional desde Abuelas, la fuerza está en nosotras mismas y con la gente que nos quiere y apoya, que cada día es más. A esta lucha la vamos a seguir manteniendo. eE resultado ha sido bueno porque hemos encontrado a muchos niños, que hoy son hombres y mujeres”,
dijo Carlotto quien señaló que a pesar de “todas las contradicciones, ofensas y persecuciones, no nos han hecho bajar los brazos”.

Su balance del panorama político del 2017 es desalentador ya que “estamos en tiempos muy peligrosos” porque “esta democracia que fue conseguida con mucha sangre y paciencia está siendo avasallada y vulnerada”. Carlotto describió a la administración de Mauricio Macri como un “gobierno que reprime y que tiene ya dos muertos”, en referencia a la muerte de Santiago Maldonado en el contexto de una represión por parte de Gendarmería en la comunidad Cushamen, y a Rafael Nahuel, el joven mapuche que fue asesinado por la espalda por un proyectil de 9 milímetros, utilizado por las fuerzas federales, en Villa Mascardi.

Enumeró también como prueba del avasallamiento de los DD.HH. en estos dos años la existencia de presos políticos como Milagro Sala, “a la cabeza de una lista que hoy es mucho mayor”. La presidenta de Abuelas apoyó sus afirmaciones en “los pedidos al Estado que ha habido de parte de la CIDH para que se den explicaciones sobre estas violaciones de los Derechos Humanos. Eso quiere decir que el mundo nos está mirando con preocupación”.

Se trata de un modelo de “depresión de la democracia”: “si tenemos en cuenta que gran parte de los votos que le fueron otorgados al gobierno fueron en función de promesas que no se cumplieron” entonces “es un voto legal pero ilegítimo”. El presente, en palabras de Carlotto, encuentra a los organismos de DD. HH. en una posición de resistencia “para mantener todo lo conseguido en tiempos anteriores. Y en este punto no hablamos de un partido político, sino de gestiones. Cada gestión desde que llegó el primer gobierno constitucional es valorada” pero “aun así tenemos la obligación de reconocer quienes hicieron mucho y bien, aunque no todo, quienes no hicieron nada y quienes están haciendo las cosas mal”.

Con respecto al Plan Nacional de Derechos Humanos presentado el martes 11 de diciembre, declaró que “se está repitiendo el plan de campaña de 2015. Macri dijo entonces que sus pilares serían pobreza cero, la unidad de los argentinos y el trabajo contra el narcotráfico. De todo eso hizo todo al revés. Asimismo, ponderó el destrato con los organismos que el presidente ha tenido desde su llegada al poder: Durante la campaña lo anticipó, dijo que éramos un curro. Cuando ganó negó el número de desaparecidos, no nos quiso recibir, dijo que no tenía tiempo para ese tema y dijo que el trabajo que hacemos lo hacemos por los subsidios”. A pesar de este contexto que valoró como “difícil, peligroso y preocupante”, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo aseguró: “Seguiremos trabajando con las mismas motivaciones que nos llevaron a hacerlo hace 40 años. A esta lucha la vamos a seguir manteniendo”.

 

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2017/12/28/democracia-de-baja-intensidad/