«

»

Nov 10 2017

Imprimir esta Entrada

“SI NOSOTROS NO DISCUTIMOS COMO MANEJAMOS NUESTROS CLUBES, LOS MANEJAN LOS EMPRESARIOS”

Por Jorge Giordano

Entrevista a la Coordinadora del Hincha, una de las voces más claras contra las Sociedades Anónimas Deportivas. También plantean la incorporación de una figura institucional que represente al hincha en la AFA para regular precios de entradas, camisetas y aspectos de la organización.


Entrevista a Hernán Aisenberg, Florencia Duarte, Gabriela Siri y Kevin Libsfraint, integrantes de la Coordinadora del Hincha. La organización nació en noviembre de 2016, conformada por hinchas de diferentes clubes que confluyeron para rechazar la implementación de las Sociedades Anónimas Deportivas en el fútbol argentino.

APU: ¿Qué balance realizan respecto al Fútbol Para Todos?

Hernán Aisenberg:
El balance como Coordinadora es discutible, al menos. El lugar en que estamos todos de acuerdo es que el fútbol es un derecho. Debería haber un derecho adquirido a ver y disfrutar fútbol por la televisión. La discusión que teníamos con el proceso de FPT es que no era realmente para todos. Los equipos de ascenso no estaban incluidos en el esquema. Efectivamente hay que dar una discusión abiertamente de cómo se financia el FPT y cuál es la utilidad que tiene en la sociedad.

Nosotros estamos en contra de que se publicite políticamente. Lo que vemos hoy es que las publicidades estatales y políticas siguen estando, pero la plata se la están llevando Fox y Turner. La problemática es la misma de antes, eso no cambió.

Con el FPT creíamos que podíamos discutirlo, hoy sabemos que no se puede porque lo decide un privado.

APU: ¿Por qué ver fútbol es un derecho?

HA:
En Argentina un análisis cultural muestra lo que significa el fútbol para nosotros. Esto no es Grecia, acá hay una sociedad futbolera. Culturalmente hablando, como lo decía la ley, las actividades culturales y sociales que revistan un interés general tienen que ser gratuitas. El fútbol claramente encaja ahí. El FPT dejó cosas sin resolver pero es nuestro piso, y eso tenemos que dejarlo en claro: los partidos del fútbol de Primera eran gratuitos y por TV abierta.

Gabriela Siri: El fútbol atraviesa a toda la sociedad. ¿Por qué a fútbol para todos le sacan el derecho de transmitir los partidos y Automovilismo Para Todos sigue? ¿Por qué el Estado “subsidia” el Teatro Colón, que es consumido por una elite?

APU: El Teatro Colón sí es percibido como algo que tiene que ver con la cultura y no pasa con el fútbol. Se lo minimiza constantemente, cuando la realidad es que muchos invertimos grandes cantidades de tiempo y esfuerzo alrededor del fútbol.

HA: El concepto de “hincha” es propio de la cultura argentina, no existe en otro lado. Para nosotros, los otros países tienen aficionados, espectadores, simpatizantes. El hincha dice “jugamos” cuando juega su club, usa el verbo en primera persona. Hay una parte de una vivencia que es importante desde lo social y lo cultural, que es parte de nuestra identidad. Y esto se recorta desde el momento en que los visitantes no pueden ir.

Con el agravante de los hechos de violencia recientes contra los hinchas en la cancha. No son medidas aisladas, es todo un conjunto que tiene como finalidad última lo que son las Sociedades Anónimas Deportivas. Siempre que pasa cualquiera de estas cosas se habla de que “el fútbol es un desastre”. Las problemáticas las generan ellos mismos y encuentran la “solución” que es privatizar.

APU: ¿Cómo analizan la problemática de la violencia vinculada al mundo del fútbol y las represiones recientes?

HA: Nosotros tratamos de corrernos de la violencia como algo específico del fútbol, o relacionado con barras. Los hinchas del fútbol no somos los responsables de la violencia.

El hincha se expresa en la cancha como se puede expresar en una movilización. En muchas canchas se pidió por Santiago Maldonado, en algunos clubes no dejaron entrar banderas. Una bandera que dice “Basta de AFAno” o una bandera contra el 2×1 para los genocidas es una manifestación popular. Con este gobierno, las personas estamos dejando de poder expresarnos.

APU: ¿Qué implica el ingreso de las Sociedades Anónimas Deportivas?

Kevin Libsfraint: Los impulsores plantean que el fútbol argentino hoy en día no funciona, que los dirigentes son corruptos y los hinchas son violentos. Para ellos la solución es que los clubes sean administrados por un empresario, que se haga cargo si al club le va mal económicamente.

HA: Implica el riesgo de que nuestros clubes desaparezcan. Estamos viendo que las SAD intentan competir con el fútbol europeo. En Europa no existía ni existe nuestra concepción de club.

Es una propuesta de los años ’90 que viene de Europa
. Esta lógica no es nueva. Macri trajo al español Tebas que armó la Superliga. En Europa el fútbol efectivamente es un negocio, pero no hay una identidad donde el hincha tenga un protagonismo en el club. En los lugares donde hubo eso no quieren las SAD, discuten contra eso.

Podemos agarrar modelos beneficiosos de Europa. En Alemania hay una discusión respecto a las SAD vs. los clubes, con muchos hinchas defendiéndolos. El Borussia Dortmund es una hinchada prestigiosa que se plantó frente a una dirigencia que quiso comprar el club. Todas las hinchadas odian al club Leipzig que es de Red Bull, porque es la expresión máxima de este negocio.

APU: ¿El modelo alemán tiene cosas para replicar?

HA: Ese modelo tiene una negociación, que no podemos aplicar acá porque en esa negociación los hinchas perdemos. En Alemania está permitida la competencia entre clubes y sociedades anónimas.

En otros lados es distinto. En Chile están prohibidos los clubes, tenés que ser una “corporación”. Los hinchas de Colo Colo no tienen injerencia en las decisiones que toma el club.

APU: ¿Qué propuestas tienen o quieren acompañar frente a las SAD?

KL: Nos lanzamos el 29 de noviembre de 2016, y el 10 de enero de 2017 apareció el estatuto de AFA que permitía las sociedades anónimas. Lo frenamos.

Como primera medida, no negamos los problemas actuales del fútbol pero la privatización no es la solución. Porque desaparece la cuestión social y en última instancia puede hacer que tu club desaparezca.

Buscamos la regionalización de la Coordinadora del Hincha: llevarlo a todo el país. También trabajamos en distintas comisiones, por ejemplo la de “Clubes y Género”. Viene trabajando muy bien e intenta visibilizar las problemáticas que existen al respecto en los clubes donde la mujer está absolutamente relegada.

También hay una comisión de “Hinchas o clientes”, donde buscamos que sea visible las consecuencias de las sociedades anónimas, y otra de “Demandas y derechos de los hinchas”, donde por ejemplo denunciamos las represiones que ocurren en las canchas, y eventualmente nos gustaría poder discutir lo que sucede con los precios de las entradas.

Trabajamos mucho en formar un consenso social de lo que acarrea la privatización de los clubes.

APU: ¿En Inglaterra existió un intento de regular los precios de las entradas?

HA: Ahí sucedió un gran avance de las sociedades anónimas, con inversiones extranjeras. Entonces las hinchadas armaron una especie de “gremio de hinchas”, en donde tienen una representación en la Federación de Fútbol Inglesa. Desde ahí intervienen en el precio de las entradas, las camisetas, los horarios de los partidos, la organización de los viajes.

Cuando se habla de cómo Inglaterra frenó a los hooligans, nadie habla de que sucedió organizando a los hinchas, no reprimiéndolos. Si tuviéramos una manera de organizar de manera blanqueada, que el club financie una cantidad de micros, banderas, bombos, todo legal, podríamos tener el color y el folklore sin necesidad de que exista un negocio detrás. Cuando vamos a la cancha y compramos un paty sabemos a quién estamos financiando. Si esos costos sirvieran para que de visitante el club pueda pagar más micros, uno compraría con confianza.

APU: ¿Tienen como objetivo formar parte de la estructura institucional del fútbol argentino?

HA: Sí, queremos que los hinchas tengan una voz. En el estatuto de la AFA de este año fuimos a discutir que lo agreguen. Con algunos dirigentes pudimos discutirlo, y nos responden que la representación ya está dada por ellos mismos. Nosotros creemos que ellos representan a los clubes, no a los hinchas. A veces el interés del club no es el mismo que el del socio o el hincha.

KL: En algunos clubes se está intentando reformar y generar una especie de “Defensor del Socio”, más allá de los “Representantes de Socios”.

GS: Antes cuando nos pasaban cosas en la cancha no se enteraba nadie. Mañana si no me dejan entrar a la cancha por algún motivo, puedo hablarlo acá y que se vuelva visible.

KL: También damos un mensaje de que entre hinchas de muchos clubes podemos convivir.

APU: ¿Qué relación tienen con los clubes?

HL: Hoy existen tres modelos vigentes de los clubes. Uno es el más empresarial, ligado a instalar las SAD que tiene como socios a Angelici, Belgrano, Talleres, la gente de Miele y los dirigentes bien de los ’90.

Hay otro modelo que viene de la mano del sindicalismo, como Moyano en Independiente, Barrionuevo en Chacarita o Sizuela en Argentino de Quilmes. Es tratar de que el club funcione con una lógica sindical, muy vertical,  e inclusive generar una cercanía entre club y sindicato.

Después hay una tercera pata que remarca la función social de los clubes, que le abre las puertas al barrio.
Eso es lo que menos se ve y el modelo que más nos interesa.

Hay algunos dirigentes que se pusieron al hombro la campaña contra las SAD como Lammens en San Lorenzo, Broglia en Rosario Central, Lewin de Temperley.

En Racing hubo una especie de referéndum sobre si los hinchas aceptaban las SAD. El 99% votó que no. Es muy loco pensar que un hincha brinde la posibilidad de que su club desaparezca.

APU: San Lorenzo y River también tienen éxito futbolístico pero no siguen el mismo modelo que Boca. ¿Cómo lo analizan?

KL: Se observan cuestiones que van por el lado de la función social, pero siguen poniéndole fichas a la Superliga y a nosotros nos da muchas inquietudes. Siempre las tuvimos, pero cuándo nos preguntan por qué no queremos la Superliga, respondemos que “no entendemos para que se hizo”.

No se entiende la razón de ser, cuál es la diferencia respecto al torneo de siempre.
En el primer artículo de la Superliga se marcaba que se permitían las sociedades anónimas. Y muchos dirigentes están en contra. Entonces, ¿quién puso ese artículo? ¿Quién está detrás?

HA: Tanto San Lorenzo como River tuvieron circunstancias particulares, así como Racing. Con sus crisis correspondientes, generaron un movimiento de sus socios que salieron a defender a su club. Eso llevó a clubes muy organizados, y entendemos que están “más adelante” que otros clubes. Los hinchas de Racing ya vivieron las sociedades anónimas, por eso la rechazan. Macri quiso comprar Deportivo Español en 1997, sus hinchas lo resistieron.

KL: En esos clubes hay una militancia activa, propuestas desde el club y avaladas por los hinchas. Un funcionamiento de club, a diferencia de lo que pasa por ejemplo en Boca. Apuntando a lo social, el club puede crecer muchísimo. Pasó con Ferro. En lo social, está veinte veces mejor, más de seis mil socios que hace unos años.

GS: Eso pasó en Temperley también. Cuando estaba Hernán Lewin, que venía del básquet, se concentró en lo social. Y eso tuvo una consecuencia en lo futbolístico. Lo social lo hizo fuerte, hizo al revés.

HA: Si nosotros no discutimos cómo manejamos nuestros clubes, los clubes los manejan los empresarios.

 

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2017/11/10/si-nosotros-no-discutimos-como-manejamos-nuestros-clubes-los-manejan-los-empresarios/