«

»

Nov 04 2017

Imprimir esta Entrada

RACING EN LA CIMA HACE MEDIO SIGLO

Por AIM

El 4 de noviembre de 1967, hace 50 años,  el Racing Club de Avellaneda, el club más exitoso en la época amateur del fútbol argentino y el primero que conquistó tres campeonatos seguidos en el profesionalismo, obtuvo el campeonato mundial de clubes al vencer por uno a cero al Celtic Glasgow en el estadio Centenario de Montevideo, ante un público hostil que vivaba al equipo británico.

Se cumpl​en 50 años del primer título intercontinental de un equipo argentino; Racing, con la dirección técnica de Juan José Pizzuti, cuando venció al Celtic con un golazo del “Chango” Juan Carlos Cárdenas.

La conquista de aquel 4 de noviembre de 1967 fue catalogada como una hazaña, y sólo un hecho que alcanza esa categoría permite entender cómo un logro deportivo se perpetúa entre los recuerdos del colectivo futbolero. Perfecto, el zapatazo del Chango Cárdenas viajó poco más de 25 metros y se acomodó en el ángulo derecho del hombre que se llamaba John Fallon y defendía el arco de Celtic Glasgow, de Escocia, para transformarse en el gol más recordado y más repetido en la historia del club. Y 47 años después el golazo del santiagueño, hoy con 65 años, se mantiene vigente y revive cada 365 días.

En el primer choque, en el estadio Hompden Park, de Escocia, Celtic se impuso por 1-0, con un gol del capitán Bill McNeill; en el segundo, en el cilindro de Avellaneda, el duelo fue para la Academia, que venció por 2-1, con goles de Humberto Raffo y Juan Carlos Cárdenas. Gemmell, de penal, anotó para Celtic.

Después las 65.000 personas (en su mayoría uruguayos que esperaban un triunfo del conjunto escocés) que colmaron el Centenario y el histórico gol del Chango. “Es un orgullo que todavía se recuerde lo que logramos. Y ese gol que fue tan lindo… Lo más importante de aquello es que se trataba del primer título mundial para el fútbol argentino y eso es lo que más nos llena de orgullo”.

Ese equipo se formó para salvarse del descenso
, porque hasta la llegada de Pizzuti la situación no era buena. José se la jugó por muchos pibes, que después demostraron tener una personalidad bárbara. Y más la llegada de algunos más grandes, como yo, se terminó de conformar un gran equipo”, recordó Humberto Dionisio Maschio, uno de los integrantes fundamentales del equipo campeón.

Pizzuti apenas sumaba algo de experiencia como técnico en Chacarita, cuando a mediados de 1965 se hizo cargo de Racing, que deambulaba por el fondo de la tabla. Y él logró sacarlo de ese lugar. Pero claro, el futuro era muy complicado, no había un peso en caja ni ropa para entrenarse. Pizzuti recurrió a las inferiores y encontró cuatro pibes que andaban bien: Cejas, Perfumo, Basile y el “Panadero” Díaz.

En definitiva, el plan de salvataje se alimentaba de chicos, algunos jugadores que estaban libres y un puñado de futbolistas del plantel anterior. Así se consiguió el título en el torneo local de 1966, lo que le permitió ingresar a la Copa Libertadores de 1967 y ganarla ante Nacional, de Montevideo. Y después, los tres choques con Celtic.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2017/11/04/racing-en-la-cima-hace-medio-siglo/