«

»

Abr 15 2017

Imprimir esta Entrada

ARGENTINA: DEFENDERNOS DE LA VIOLENCIA MACHISTA ES NUESTRO DERECHO: EL CASO DE NOELIA BENÍTEZ EXIGE


Por Resumen Latinoamericano

​Noelia Benítez​ es una joven paraguaya, víctima de la violencia de su pareja, lo apuña​ló en defensa propia y está detenida por la justicia que es machista.​


Noelia Benítez es una joven paraguaya que como tantas otras llego a Argentina con su familia en busca de trabajo para mejorar sus condiciones de vida, laburante desde muy pequeña siempre quiso progresar en la vida, nunca le gustó que le regalaran nada, trabajaba en un club de canchas de Voley en Villa Elvira – Partido de La Plata, fue ahí que conoció y se enamoró de Walter Valdez, con quien hoy tiene 2 pequeños, un niño de 3 años y una niña de 1.

Al principio como en todas las relaciones todo venía bien, con el paso del tiempo comenzó a darse cuenta que su pareja había empezado a limitarle los espacios y los momentos en donde transitar algunos ámbitos, con la excusa de “los celos” y el temor a perderla, le prohibió estar en las canchas si había partido, porque no quería que anduviera provocando a los pibes que jugaban; fue una tarde que llegó y la vio saludarse con un amigo lo que le sirvió de excusa para ir más allá, con la violencia física e intentó marcar el límite que él quería imponer, aislarla y que viva en una cajita de rehén para cuando él quisiera, pero Noelia nunca fue una joven avasallable, decidió no aguantar más violencia, ni las mentiras que prometían amor y cambio, habló con sus tíos y en una partecita de un terreno donde ellos vivían en el Barrio El Carmen – Gran La Plata, puso una casilla donde pudiera vivir tranquila con sus 2 hijos.

El domingo 17 de Julio de 2016 Noelia regresaba de la Iglesia Pentecostal junto a sus 2 hijos y sus tíos y al ingresar a su casa se encuentra con Walter tirado en su cama; empieza a pedirle que se vaya, decirle que la tenía cansada, él había caído de gira y le había roto un ropero que había comprado con mucho esfuerzo para sus hijos. Continuó insistiendo, hasta que él se le fue encima y ella decidió no pasar por eso una vez más, le puso fin a la violencia defendiéndose.

Lo apuñalo, él salió de la casa herido, lo llevaron al hospital. Noelia creyendo que habría justicia, se fue con sus hijos y una amiga a la Comisaría Nº3, en su declaración intento historizar las violencias a las que había tenido que enfrentarse, sin embargo ante su relato sólo recibió la muestra más concreta del funcionamiento machista y patriarcal del sistema policial, fue revictimizada. No se tuvieron en cuenta sus palabras, fue detenida automáticamente y trasladada a la Comisaría Nº10 de City Bell; donde estuvo 2 semanas incomunicada y 2 meses detenida, luego fue trasladada a la Unidad Penitenciaria Nº51 de Magdalena donde estuvo detenida hasta el mes de diciembre cuando finalmente le otorgaron la domiciliara por pedido de la defensa y ahora Noelia aguarda justicia en casa de su madre -a quién conoció a partir de la domiciliaria.-

En una sociedad movilizada contra los femicidios y la violencia machista, la Fiscal de Instrucción de la causa Virginia Bravo, calificó el hecho de “Tentativa de Homicidio Agravado por el Vínculo”, desconociendo la relación de violencia de género que sufría Noelia al momento de defenderse. Sostiene la Fiscal entre sus argumentos que: “hay elementos suficientes para encontrarla responsable del delito”, desconociendo que en la declaración indagatoria, Noelia relata con mucha claridad que su ex pareja ejercía violencia física, simbólica, psicológica, sexual y económica. Está claro que debería haber prevalecido la figura penal de la legítima defensa, ¿por qué la Fiscal no la consideró?, sólo se dedicó a justificar en la investigación penal la agresión de ella hacía él, esgrimiendo la falta de denuncia policial, la Fiscal decidió no creer ni una palabra de Noelia, mostrando un completo desconocimiento en materia de violencia de género. Debería ser parte del conocimiento básico, entender que no hacer la denuncia no significa no haber sufrido violencia de género, de hecho Noelia se presentó reiteradas veces en la Comisaría de Villa Ponsati en La Plata y nunca le tomaron las denuncias.

El Ministerio Público Fiscal y el Poder Judicial siguen teniendo una mirada sesgada, xenófoba, clasista y machista de la realidad de las mujeres pobres e inmigrantes que padecen violencia, los penales de mujeres reflejan con claridad la gran desigualdad social que atraviesa este gran sector de la sociedad, que son detenidas por ser mujeres y defenderse de las violencias machistas, detenidas por ser extranjeras latinoamericanas, detenidas por ser pobres. ¿Cómo seguir hablando de justicia? Si dentro de las cárceles y fuera de ellas en el ejercicio de la libertad, las condiciones económicas, culturales y simbólicas de las relaciones sociales no son equitativas para todas/os.

Noelia hoy está acompañada por sus hijos, familiares, compañeras de trabajo y de militancia del Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional, la Campaña contra las Violencias hacia las Mujeres y por el Observatorio de Géneros de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires.

Pedimos al Juez Juan Pablo Massi del Juzgado de Garantias Nº4 de la Ciudad de La Plata se expida favorablemente al pedido presentado el pasado 29 de marzo de sobreseimiento. Fue solicitado por la Defensoria Nº4 -a cargo de la Dra. Julia Martinez- , el cual lo acompaña la presentación de un Amicus de parte del Observatorio de Violencias de Genero de la Defensoria del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires.

Esperamos que se haga justicia y que Noelia con sus hijos puedan recuperar la libertad.

 

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2017/04/15/argentina-defendernos-de-la-violencia-machista-es-nuestro-derecho-el-caso-de-noelia-benitez-exige/