«

»

Sep 11 2016

Imprimir esta Entrada

CARLOS BARRAGÁN, PERIODISTA: “6,7,8 FUE UN TANQUECITO FRENTE AL GRAN MONSTRUO”



Por Patricia López Espínola

El periodista, productor, guionista y músico, Carlos Barragán participó de una charla pública con su colega Cynthia García, en el bar Los Chisperos, de CABA.
carlos-barragan-cynthia-garcia1
Admite que no es fácil vivir en este tiempo. Al principio creyó que se iba a deprimir más con toda la pelea que generó 6,7,8, porque -dice-lo  vivió como la batalla cultural de los medios; con ataques permanentes. “Creo que eso nos endureció a todos los compañeros que hacíamos el programa, pero ninguno aflojó, ni se puso mal. Fue un aprendizaje y el problema de esa guerra que tuvimos en 6,7,8 de responder todos los días a a las operaciones mediáticas, también nos permitió reflexiones más finas, más sutiles y sofisticadas”.
Habla de las especulaciones que se hicieron, como por ejemplo qué hubiera pasado si en 6,7,8 entraba un Reynaldo Sietecase, o un Martín Caparrós. “Y a esto yo respondía por qué a Nelson Castro no se le ocurre llevar a un Barragán a su programa?; no sería un programa un poco menos gorila?. ¿Por qué no pusieron dos payasos, un enano, a Caparrós y a Tenebaum? Está bien que lo expresen; pero hay algo raro y también injusto con eso, porque 6,7,8 a pesar de haber sido la única herramienta que tuvimos para combatir a la hegemonía mediática, sigue estando en la picota de nuestros compañeros. Y eso que nosotros sólo fuimos un tanque chiquito frente a un monstruo, fue David contra Goliat, y esta vez perdió David”, opina.

La comunicación popular opuesta al discurso capitalista

Relató que una vez un compañero joven le hizo varios cuestionamientos sobre 6,7,8, y él le reclamó por qué le pedía tanto a un programa?. “Y el pibe me respondió que lo hacía porque `es lo único que tenemos y es nuestro”.
Coincide que fue una respuesta acertada: “Algo de eso había: era lo único que teníamos y era nuestro. Creo que 6,7,8 fue la respuesta de la comunicación popular frente a la comunicación capitalista. Porque Clarín y los medios que acompañan a ese pulpo son parte de una comunicación que responde a intereses del capital. Y frente a ellos no hay otras empresas que apoyen los intereses populares”.
Recordó que cuando ocurrió el conflicto del campo, ningún medio privado iba a apoyar los intereses del campesino, del que iba a recibir algo de lo que se le sacaba al sojero, a las grandes empresas de soja. “Entonces creo que ahí 6,7,8 se configuró como un medio popular bancado por el Estado, a pesar de esa discusión de que “nos pagaba el Estado”, y creo que tendríamos, o por lo menos yo empecé a reivindicar, la cuestión de que si el Estado no banca a la comunicación popular, nadie lo hará; ningún privado auspicia al tipo que labura y que se tiene ganar el mango”, enfatizó.
En esa misma línea, Barragán aseguró que las grandes empresas auspician a periodistas que tienen un discurso y pertenecen a un dispositivo que alimenta al capitalismo. “Entonces cuando a esa lógica capitalista querés sacarle un poquito para repartirla, no encontrás un medio que te banque. ¿Qué empresa banca una comunicación que vaya en contra del capitalismo? Y hablo de un pedacito, tampoco éramos revolucionarios cubanos. Teníamos un cachito y ese fue el problema de todos estos años: le sacamos al capitalismo un cachito de espacio“.

“En estos 12 años la gente supo quien estaba detrás de cada medio”

El guionista sostuvo que uno de los grandes “pecados” que cometieron los que hicieron 678 fue apoyar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, sobre todo los puntos que especificaban que Clarín debía desarmar un monopolio.
“Fuimos en contra de los intereses, nosotros, vos, yo y muchísimas personas que peleaban para que Clarín dejara de ser el tremendo grupo empresarial que es y queríamos que fuera más chico. Y le robamos una cantidad de audiencia. Y soy consciente que hay gente que no le cree más a Clarín y no le va a creer a nadie porque desconfía de todos los medios, y no está mal eso. Tenemos que ver que la información siempre tiene un interés atrás, cualquier voz y medio de comunicación tiene un interés. Hay un rol político, un montón de cosas detrás de eso y creo que está bueno puntualizarlo”.
El periodista admitió que hubo un gran avance, “no estamos igual que en el 2003 donde todos pensábamos que los medios eran “de no sé quién” y Clarín era lo más, y La Nación sólo es oligarca, y había un periodismo independiente, el periodismo profesional. Creo que eso cambió para una gran cantidad de personas, y para otras no, porque la verdad es que el discurso hegemónico también es capilar: entra por todos lados. No es solo Clarín quien vende la lógica movilizante del capitalismo, esto que de que “si sos independiente te convertís en profesional”.

“Nos llaman fanáticos porque amamos a Cristina y al país”

Con respecto a los políticos, sostuvo que hay gente a la que la política no le importa, le aburre. “Los periodistas tenemos un grave problema ahí. Yo entré a 6,7,8 con un entusiasmo salvaje y salí con el mismo entusiasmo; pero le agregue además conocimiento, argumentos, comprensión, política. Salí más curtido y también atravesado por toda esa experiencia alucinante que fue, no solo ser parte de 678, sino por haber estado durante esos años participando de una experiencia colectiva como fue el kirchnerismo“.
Barragán destacó que sólo el kirchnerismo puede lograr llenar plazas motivadoras, “esas son cosas rarísimas, porque volvimos a hablar del amor, cosas que a mí me daban vergüenza; pero los abrazos, los besos, el agradecimiento de la gente que se preocupa por nosotros de verdad, como si fuéramos amigos de años. La gente que me pregunta si tengo trabajo, si me alcanza la plata, eso es real y conmovedor”.
Reiteró que el kirchnerismo fue y es una gran experiencia para “todos nosotros. Tiene mala prensa y por eso nos llaman fanáticos, porque nos queremos, amamos a Cristina (Fernández) y al país, porque nos apasionamos, tenemos entusiasmo y lloramos. Todo eso nos convierte en idiotas, porque en realidad la gente inteligente como se supone que es Caparrós, no se emociona. Él es un tipo que está afuera y mira todo desde arriba, desde lejos, nunca se apasiona salvo para insultar a los estúpidos como nosotros, o lo que pasa en las academias donde hay un paradigma de la frialdad, de la ciencia que también pertenece al periodismo. Por eso ahora de periodismo independiente están pasando al periodismo profesional, como si hubiera fórmulas que te permiten atravesar de una punta a la otra. Ellos dicen que son objetivos, como si tuvieran una manera prácticamente científica de hacer periodismo”, ironizó.

“El de Macri es un gobierno de saqueo”

Acerca del caso de corrupción de José López,una carta pública que Carlos Barragán escribió al ex funcionario se viralizó extraordinariamente. “No la revisé mucho, escribí y publiqué, no pensé que iba a tener tanta repercusión. El núcleo de la carta es el dolor de lo que López nos hizo a los que sabemos que el proyecto kirchnerista no fue una herramienta de robos, ni una asociación ilícita. Tanto el de Néstor como el de Cristina fueron gobiernos que incluyeron a un montón de gente, que dieron trabajo, que volvieron a conseguir soberanía, independencia económica, muchas cosas. Un modo de hacer política que incluyó a personas y hasta el mismo turro de López construyó caminos, escuelas, etc. Pero lo único que pude hacer fue escribir una carta pública porque me di cuenta el daño que nos iba a hacer el pelotudo, y me generó puteadas de dolor, creo que hasta escribí “quiero que te mueras”; pero es producto del dolor”.
Aclaró: “No quiero que se muera nadie, qué López se arregle, que se pudra en la cárcel, no quiero saber más nada de López. Nosotros sabemos que esto nos golpea políticamente, hicimos una lectura política de como el frente de derecha iba a utilizarlo mediáticamente.
Después sería bueno volver a revisar qué queremos decir cuando hablamos de corrupción, porque yo no creo que este gobierno sea corrupto. Creo que es un gobierno de saqueo. Porque sacar nuestra plata, la que le dieron a los fondos buitres, a eso delincuentes internacionales y globales, es un robo. Endeudarnos nuevamente, sacar las retenciones a la soja es un afano a la gente. Entonces son gobiernos que le roban a los pueblos, vacían los países, los estrujan, los exprimen y responden a la lógica del saqueo“.


“A nosotros nos representa la política, no tenemos esponsor”

Para Barragán el neoliberalismo arranca en los 90. “Ahí no hacía falta ponerle plata a los políticos, y ahora, se habla del tema de la corrupción donde vemos a López que tenía 8 millones de dólares en una bolsa y Macri nos robó 8 mil millones y se los dio a Paul Singer. Es más, yo creo que Macri asume porque Paul Singer pone plata, porque tenía 8 mil millones de dólares para cobrar. Y banca a Lanata y a todos esos muchachos.
Entonces hay un afano atrás, hay un financiamiento de un administración que te va a tobar, y te la financian de afuera. Eso sí es un escándalo.Y también hay una cuestión racista detrás de la corrupción, porque José López es morocho. Es un negro peronista y no como
(Alfonso) Prat Gay que es un pibe rubio, que habla idiomas, que estudió afuera y que está muy bien que haya robado como un demente. Por supuesto que lo de López es indefendible. Es horrible que de alguna manera todos nos mezclemos con López. Claro que es indefendible, es el menos defendible de todos”, expresó con bronca.
Invitó a revisar un poquito la historia, los movimientos populares estuvieron aplastados, baleados, apresados, prohibidos por ley, perseguidos por tanques, tirados al río y volvieron. “Nosotros estamos en democracia, y hay que acordarse de eso y aprovecharlo. Lo que nos permite sencillamente seguir haciendo política. Que es lo único que sabemos hacer, lo que nos interesa hacer y lo único que sabemos que nos va a representar en el futuro. Porque la política a la derecha no la representa, la derecha representa a Macri que es hijo de un empresario junto con otros economistas y otros grupos empresariales y eso no es política. Esa es la antipolítica. A nosotros nos representa la política, no tenemos esponsor”.

“Quedó el pueblo y yo soy parte de ese pueblo”

Reflexionó acerca de que haber perdido también reveló algo muy raro que tuvo el kirchnerismo: Hay más kirchnerismo en la gente que en los dirigentes, como dijo el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi. Suena bastante terrible pero es verdad, porque el kirchnerismo llega y actúa junto con una estructura que fue kirchnerista de ocasión. En aquel momento lo sospechábamos; pero la verdad es que hay tipos que actúan muy bien y ahora nos damos cuenta de que el kirchnerismo fue magia.
Es en lo único que no estoy de acuerdo con Cristina, fueron magia ella y diez tipos más que pensaban como ella, que querían hacer las cosas como ella, y movieron a un montón de tipos que hoy ya no están, y quedaron esos diez que estaban alrededor de Cristina, y quedó el pueblo, quedamos los kirchneristas que no pertenecemos a ese grupo de adaptados que ahora se inadaptan“.

Carlos Barragán consideró que es muy importante tener claro que el “Vamos a volver” saldrá de nosotros, porque somos nosotros los que vamos a volver. No va a volver (Lázaro) Báez, ni López. Vamos a volver nosotros y me parece que eso es fantástico, y está bien volver sobre el núcleo de lo que pasa, y tener claro que éstos que gobiernan hoy quieren destruir al kirchnerismo y al peronismo que se parece bastante al kirchnerismo, y hablo de los peronistas, no de (Juan Manuel) Urtubey o (Sergio) Massa que se parecen mucho a Cambiemos o a cualquier otra cosa, porque también hay gente que usa la marca peronismo para cualquier cosa”, enfatizó.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2016/09/11/carlos-barragan-periodista-678-fue-un-tanquecito-frente-al-gran-monstruo/