HEBE, POLÉMICA: «LOS QUE NO QUIEREN A MILANI SON LOS QUE VENDIERON LA SANGRE DE SUS HIJOS»

Hebe y Milani

 
 
por Agencia Paco Urondo
 
Discurso de la referente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, el 19 de diciembre de 2013. En él ratificó su apoyo al flamante jefe del Ejército César Milani.
 
 
 
Siempre digo que cada jueves es diferente, cada jueves hay noticias. Ustedes vieron que los que eligen los jueves para las marchas es porque no tienen ni ideas, ni historia. Porque tiene siete días la semana, así que algún día aprenderán que hace casi 37 años que estamos acá.
 
Antes de que me olvide quiero invitarlos a todos para el jueves, a las 7 de la tarde para despedir el año. Sidra y pan dulce. Si alguien quiere aportar un pan dulce, una sidra o una coca que la traiga. Si no, nosotros ya estamos comprando porque no hay invitación privada: todos pueden venir, así que para nosotros va a ser una satisfacción porque es un año de muchos problemas pero de muchos logros.
 
No me quiero olvidar del 19 y del 20, del día que mataron casi 50 pibes, todo lo que pasó con la Policía, cómo nos arrolló, cómo nos golpeó. Fuimos el único organismo que estaba acá, en la Plaza. Porque los demás iban a hablar con el Presidente y el presidente De la Rúa tenía el helicóptero preparado y no los atendió. Pero estamos orgullosas de haber sido golpeadas, baleadas, porque es el lugar nuestro, junto al pueblo. Y a la tarde hicimos la marcha igual.
 
Y ahora, quiero hablar un poquito de la Universidad: Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos. Fue anunciado el otro día, en el fin de curso. Se trabajó muchos años, mucha paciencia. Va a ser un instituto con los mismos planes, porque nosotros lo que tratamos, para lo que trabajamos mucho es para que no se cambiaran los planes porque nosotros tenemos en todas las carreras planes muy avanzados. En la carrera de Derecho hay muchas reformas, en la carrera de Trabajo Social, la de Historia es difícil pero se enseñan los libros que hay que enseñar, las cosas como son, como corresponden. Así que es una universidad de la izquierda, no es de la derecha y hay muchas carreras que queremos seguir implementando. Viene la de Periodismo, Comunicación, Investigación para ver si terminamos con estos periodistas de mierda, que no son periodistas ni son nada, y tenemos pronto los nuestros.
 
La difamación no para. Pobre Cristina, todo el mundo, le tiran, investigaciones, denuncias acá, denuncias allá, y claro, es complicado ¿no? Es complicado porque cuando una mujer tiene la fuerza que tiene ella, vuelve con tanta dignidad, no les contesta, todavía los invita, los tipos no saben qué hacer. Querían que los invite, los invitó; querían que hable con los periodistas, habla con los periodistas y ahora qué. Bueno, tirémosle mierda, así que de todas las pelotudeces que dicen ni hablar, no me interesa.
 
Y también habrá visto que generó mucha repercusión mi reportaje al general Milani. Algunos estaban a favor, otros no, porque la gente no entiende la transformación del Ejército. Si nosotros no pensamos que hay un Ejército que se puede transformar, que no tiene nada que ver, porque más de lo que investigamos las Madres no investiga nadie, nada que ver con lo que se lo denuncia. Primero porque la denuncia empezó con Lanata y un radical amargado que le metió fuego y chau, como tantas difamaciones. Los que se equivocaron con Milani son los mismos que dijeron, muchos de ellos, algún periodista, que no había que nombrarlo a Bergoglio como Papa porque había secuestrado algunos sacerdotes. En vez de secuestrarlos a uno lo salvó, ese que lo salvó salió hablar y dice: cómo que me secuestró, me salvó. Así que se equivocó, se equivocan y se equivocan mucho.
 
Nosotras estamos muy contentas de haber podido hacer esa nota y de que el Ejército empiece a trabajar en lo que tiene que hacer, bien cerca del pueblo porque nosotros no tenemos un Ejército para hacer la guerra, nosotros no tenemos que hacer guerra, tenemos que tener un Ejército que sea del pueblo, que trabaje, que luche, que vaya a los barrios, que los organice, que haga las calles, que ponga la luz, todo lo que los barrios necesitan. Un barrio que está bien diagramado, organizado, urbanizado, con agua, con luz, con veredas es otra cosa. Y el Ejército tiene hombres, tiene ingenieros, tiene plata y tiene maquinarías, así que vayan todos: no solo los soldados, también los generales. Todos tienen que ir a trabajar porque me parece que eso es lo bueno, si hablamos de igualdad van a tener que trabajar todos y si no trabajan yo les voy a dar con la misma leña.
 
Y después leyendo, todo lo que pasó estos días veía que son los mismos que critican a Milani, a la Presidenta, están diciendo de todo de la Universidad de las Madres: que tenemos deudas, que cómo vamos a tener una universidad. Nosotros estamos pagando la deuda de los Schoklender, la estamos pagando nosotros con nuestro esfuerzo, con nuestro trabajo, con la ayuda de mucha gente y con algunas provincias que han sido muy serias y nos han pagado lo que debían haber pagado antes y no pagaron, para que nosotros podamos cubrir esa deuda tan infernalmente grande. Esos mismos ahora critican la Universidad de las Madres, el Instituto de las Madres, entonces en dónde estamos: unos estamos acá y otros están allá. Eso es igual a la reparación económica. Los que cobraron la reparación son los que no quieren a Milani, son tan dignos… pero vendieron la sangre de los hijos, hay alguna diferencia. Hasta el jueves que viene.

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2013/12/27/hebe-polemica-los-que-no-quieren-a-milani-son-los-que-vendieron-la-sangre-de-sus-hijos/