AUSENCIAS Y OMISIONES DE LA UNaM

 
Los generosos refuerzos presupuestarios que aprobó La Nación, acordes a los fuertes incrementos que sucesivamente tuvieron las partidas destinadas a la Educación Pública, permitieron salvar una situación que tenía ribetes de caos y profunda angustia.
 
Ese cambio drástico de situación es sin duda muy positivo, si bien en buena parte parecería más ser mérito de las acciones nacionales, que de los reordenamientos locales.
 
Siempre recuerdo los claros conceptos del sacerdote jesuita, triple doctorado y prestigioso investigador universitario, Rafael Carbonell de Massy, quien mucho antes de estallar el caos en la UNaM, en una conferencia en el “Anexo” de calle San Lorenzo, manifestó sus profundas dudas acerca de las estructuras y la metodología de conducción de esa Universidad, con un Consejo Superior hiper poblado, entre otras estructuras muy burocratizadas, que pueden complicar la adopción de las necesarias medidas de conducción, más aún las de corrección imperiosa, como cuadra en épocas de crisis.
 
Por supuesto que existen en esa Universidad docentes y profesionales muy capaces, abocados a la docencia y a la investigación, y en varias áreas no caben dudas del trabajo destacado y positivo, así como personal no docente de valía. Pero puntualmente cabe señalar algunos casos de acciones u omisiones de muy difícil explicación.
 
·       Hace poco se presentó públicamente y con gran despliegue mediático, un informe llamado Escenario Energético Argentina 2030. Ese informe adolece de serias falencias técnicas que lo vuelven un simple folletito carente de basamentos científicos inobjetables, en varios aspectos esenciales, fácilmente constatables para cualquier experto energético. Incluso incurre en afirmaciones tajantes, que carecen de sustento. La Facultad de Ingeniería, en la que se dictan carreras vinculadas específicamente al tema, se encerró en densos silencios, como si tan importante tema no le concerniera. Algunas destacadas personalidades de Misiones, manifestaron su extrañeza por la actitud evasiva y ausente de las áreas específicas de la UNaM, en tan importante tema, crucial para Argentina y para Misiones.
·       Curiosamente, ese informe fue presentado en la Facultad de Humanidades, en vez de hacerlo en las de Ingeniería o en la de Ciencias Exactas. Es tan fuera de lugar, como presentar un concierto de música clásica en un taller mecánico…valga la comparación.
·       Pese a los fuertes e incluso ardorosos debates técnicos suscitados respecto a la temática energética en Misiones, la Facultad de Ingeniería no se pronunció públicamente al respecto, pareciéndose encerrar en el “excluyente” tema de las microcentrales hidroeléctricas. A tal punto llegó el tema, que ni siquiera contaban con una elemental base de datos, respecto a otro tipo de obras hidroeléctricas, de forma tal que en su momento, con toda amabilidad, un Decano de la misma me pidió algunos datos esenciales para fundamentar una disertación en un debate público, del cual también formé parte.
·       Ante muy descolgadas afirmaciones públicas de opinantes voluntariosos pero con mucha prensa, que presentaban a las microturbinas como “la gran solución” a los problemas energéticos de Misiones, la Facultad de Ingeniería no realizó ninguna aclaración puntual, que sin duda era absolutamente necesaria, contribuyendo con su silencio a dar crédito a tan descolgadas afirmaciones. Cabe señalar que las escasísimas potencias de esos proyectos, literalmente “no mueven la aguja” del despacho provincial de electricidad.
·       El paso siguiente a la creación de la Escuela de Enfermería, hubiese sido crear la Facultad de Medicina. Largos años perdidos en luchas internas y cuestiones burocráticas, han resultado infructuosos, y ahora esa Facultad será parte de una Universidad privada. ¿Tiene lógica…?
·       En las recientes V Jornadas de Economía Crítica, realizadas en la UBA los días 23 al 25 de agosto, con amplia participación de docentes y alumnos de diversas Universidades Estatales y otras, de Argentina y varios países hermanos latinoamericanos, la UNaM brilló…por su ausencia. Quien suscribe asistió como oyente y expositor. Hubo varios trabajos de gran valía. Fue un congreso que dio participación a quienes discrepamos con la “opinión económicamente correcta” neoliberal.
·       Son muy contadas las opiniones públicas acerca de temas económicos estratégicos o esenciales, emanadas de profesionales vinculados a la FCE de la UNaM. Más raros aún son los trabajos publicados sobre temas macro económicos o de gran relevancia nacional o mundial. Densos silencios eran la norma a inquietudes de la comunidad, en los años del “pensamiento único” neoliberal, o en temas esenciales, como la crucial temática energética.
·       El Centro de Estudios Energéticos para el Desarrollo, creado hace varios años, con sede en el Campus, organizó una o dos interesantes jornadas sobre el tema, pero todo parece indicar que, no obstante el tiempo transcurrido, no publicaron ningún informe técnico ni trabajo de investigación, como tampoco sentaron postura sobre los constantes debates suscitados al respecto. ¡Si es un centro de estudios, se supone que debería producir y difundir informes e investigaciones muy bien fundamentadas!
·       Entre los años ’70 y ’80, La Provincia de Misiones desarrolló íntegramente varios proyectos ejecutivos de obras hidroeléctricas, a ser construidas en el Piray Guazú, el Piray Miní, el Saltito III y otros; y la Cooperativa Eléctrica de Libertador General San Martín Ltda. (Puerto Rico) realizó el anteproyecto del Garuhapé. Hoy son estudios muy difíciles de encontrar, e insólitamente no habrían sido archivados, dilapidándose tan valiosos trabajos. Sin perjuicio de otras responsabilidades al respecto, es incomprensible que la UNaM no haya hecho ningún esfuerzo (aparentemente) por obtener copias de esos proyectos hidroeléctricos.
 
Como se ve, no son temas menores, y hacen a la necesaria integración de la Universidad Nacional con su medio, y con asumir fundamentadas posiciones en temas troncales para el desarrollo socio económico provincial, regional del NEA, nacional, y de la mega región subcontinental.
 
 
 
El autor es:
 
Contador Público Nacional
Investigador de temas económicos y geopolíticos
Ex Investigador y Docente de la Facultad de Ciencias Económicas  (UNaM)
Especialista en Gestión de la Producción y Ambiente – Fac. de Ing. (UNaM)
Tesista de la Maestría en Gestión de la Energía  (UNLa – CNEA)
Docente de Economía – Esc. Normal 10 – Nivel Terciario
Docente de la Diplomatura en Geopolítica – Inst. Combate de Mbororé
 
El Libertador en Línea

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2012/10/01/ausencias-y-omisiones-de-la-unam/