Nov 17 2009

EN SU INFORME EN DIPUTADOS, ANÍBAL FERNÁNDEZ TAMBIEN HABLO DEL “CLIMA DESTITUYENTE”: “NO NOS VAMOS, QUE SE LO SAQUEN DE LA CABEZA”

El tema no estaba entre los seleccionados por la oposición para el informe que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, rindió el pasado miércoles ante los diputados, pero igual se coló en el recinto. “Si están pensando que nos vamos a ir, no nos van a sacar, que se lo saquen de la cabeza”, dijo Fernández en respuesta a los opositores que quisieron interpelarlo sobre el “clima destituyente” que denunció la presidenta Cristina Kirchner. Luego cargó contra Elisa Carrió y Julio Cobos. “Andan con cartas por las embajadas haciendo pasar vergüenza a los argentinos, denunciando no sé qué cosas”, sostuvo Fernández sobre Lilita, y tampoco olvidó las críticas del mendocino en la asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP): “El vicepresidente se expresa ante la SIP, que es una cámara de empresarios que en su seno cobija a algunos hombres que fueron golpistas”.

El ministro arrancó su exposición con un detalle sobre las “políticas anticíclicas” implementadas por el Gobierno, para afrontar la crisis internacional y los planes para industrias. Fue la primera respuesta de Fernández a los temas que la oposición seleccionó para su informe: política productiva y la relación fiscal entre la Nación y las provincias.

Fernández defendió el aumento del salario mínimo, la ampliación de la jubilación a las amas de casa y la movilidad jubilatoria como parte de esas medidas. El jefe de Gabinete no esquivó las comparaciones con países vecinos como Brasil y Chile –“las mecas de los habladores”, dijo– y sostuvo con cifras propias que ambos sufrieron la crisis mucho más que la Argentina. También le dedicó un párrafo a la deuda externa: “Se ha cumplido con la totalidad de los servicios de la deuda, se reabrió el canje y se produjo un acercamiento con el Club de París”, enumeró.

Sobre el déficit financiero que afrontan muchas provincias, Fernández destacó “la ayuda de la Nación” y remarcó que en el Presupuesto 2010 hay destinados “créditos por 11.700 millones de pesos para los programas de asistencia financiera en el marco de la ley de responsabilidad fiscal”.

La reforma política –el tema que eligió el oficialismo– lo entusiasmó. Afirmó que existe “una hipertrofia de 685 partidos, 33 de los cuales son partidos nacionales” y mencionó –en cada elección desde el ’83– los escasos que superaron el tres por ciento de los votos. “Los sellos de goma confunden la escena partidaria con una kermesse. Sacando los partidos centenarios, nadie conoce a los otros. La gente decide cuáles son los partidos importantes, no los sellos de goma, los candidatos inventados y los agoreros apocalípticos”, insistió Fernández para defender las “primarias abiertas, obligatorias y simultáneas”.

Fuera de libreto

El jefe de la bancada radical se quedó con las ganas de llevarse alguna respuesta. Oscar Aguad consultó si con la caída de la recaudación el Gobierno bajará el gasto “con menos obras públicas, reducción de empleados o inflación” y si el subsidio a la niñez “no descapitaliza los fondos de la Anses”. “Son función del ministro de Economía, me falta información, pero se las responderé por escrito, contestó Fernández, que igual aclaró que “los fondos recuperados de las AFJP tenían un valor de 95 mil millones de pesos y hoy son 136 mil millones”.

“¿Cómo es el plan de desestabilización que denunció la Presidenta?”,
soltó Juan Carlos Morán de la Coalición Cívica. Pese a la advertencia del presidente de la Cámara, Eduardo Fellner, de que esa pregunta estaba fuera de la agenda pautada, Fernández contestó. “Venimos observando hechos en la calle que de casuales, de aleatorios, de circunstanciales, no tienen nada. No he imputado a nadie, aunque creo tener la idea de dónde viene. Algunos hablaron de referentes en retirada, de pago de algunas acciones…, estamos investigando”, dijo el ministro.

Después criticó a Carrió, sin nombrarla, por “las cartas que reparte en las embajadas” y los planteos de Cobos ante la SIP: “No me imagino a (Mariano) Rajoy (presidente del opositor Partido Popular) haciendo esos planteos en embajadas ni a (María) De la Vega (vicepresidenta del gobierno español) en contra de (José Luis Rodríguez) Zapatero”, remarcó el jefe de Gabinete. Cuando le tocó el turno de repreguntar, el lilito Fernando Sánchez replicó: “No me imagino a Zapatero diciéndole al diario El País que miente o defendiendo impresentables como D’Elía y Pérsico”.

Victoria Donda tampoco se aferró a la agenda. “¿Ha cambiado la política del Gobierno de no reprimir la protesta social?”, preguntó la diputada de Libres del Sur después de enumerar “la represión policial” a los trabajadores de Kraft y el acampe en la 9 de Julio, el allanamiento al comedor comunitario del delegado del subte Néstor Segovia y a la protesta en Plaza de Mayo de la Mutual Sentimiento.

“Nadie puede tocar a un ciudadano argentino por protestar”
, respondió el ministro. Se desligó de los temas de Kraft y Segovia, donde actuó la Policía Bonaerense. Sobre la 9 de Julio dijo que se detuvo a “una persona que fue a robar”, y justificó la actuación de la Federal en la protesta de la Mutual Sentimiento porque “se pusieron todos desnudos”.

Claudio Lozano siguió la línea de Donda. El dirigente de la CTA cuestionó que el Gobierno “intimó a los trabajadores de subterráneos declarando el subte un servicio esencial, como los hospitales, sin respetar las reglas de la OIT, que dice que esa definición la debe resolver una comisión de especialistas independientes”. Fernández defendió la declaración del subte como “servicio esencial” con el argumento de que “hasta que se conforme esa comisión, existen pasos previos”.

Miguel Jorquera
Página 12

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2009/11/17/en-su-informe-en-diputados-anibal-fernandez-tambien-hablo-del-clima-destituyente-qno-nos-vamos-que-se-lo-saquen-de-la-cabezaq/