LA REALIDAD IRREAL

La realidad es muy distinta a la publicada, televisada y propalada. Hay pequeños detalles invisibilizados que no reflejan lo ocurrido. Si nos atenemos a analizar el tratamiento de la ley de medios audiovisuales, veremos que para el lector, televidente, oyente, común, este episodio comenzó no hace un mes. Pero la realidad es otra. Desde hace varios años que se viene construyendo el consenso pata lograr los 21 aportes de la Colación por una Radidifusión Democrática, una de las experiencias mas enriquecedoras, como sociedad. Y esto había que ocultarlo. Para los intereses monopólicos había que recrear un momento de caos, donde nadie hace nada. La Presidenta Cristina Fernández sólo esta ocupada en sus carteras y perfumes, su marido en rapiñar el Estado, los «pibes del conurbano adueñándose de las calles, todo dentro de un contexto de descomposición social. Recreando un clima donde luego se cree la necesidad del autoritarismo, la mano dura, todo lo que hemos padecido durante los siete nefastos años de dictadura.

Hoy no hacen falta ni los generales, ni los almirantes y menos los brigadieres. El arma mas poderosa que tiene el sector oligárquico, son los medios de comunicación. Desde allí deciden que debemos pensar y que debemos soportar. Desde allí propalan las mentiras. Desde allí quieren esclavizarnos. Por eso la rabia mediática. Los titulares ampulosos donde nada sirve. Es que si se aprueba esta ley no sólo van a perder millones de peso,s sino el manejo de voluntades a través de la manipulación. Y esto no es novedoso. El Imperio lo viene impulsando desde hace medio siglo.

Para voltear a Salvador Allende, contaron con la complicidad de los medios chilenos para recrear un momento de caos. Cuando invadieron Panamá para saldar cuentas con un ex socio, como lo fue el gral. Manuel Antonio Noriega, distribuyeron aparatos de radios para la población y transmitieron a través de los medios para atemperar el clima, pero estaban invadiendo y provocaron muchas muertes. Para invadir Irak apelaron a toda las mentiras inimaginables y la cadena de noticias CNN tuvo un papel fundamental.

En Venezuela quisieron destituir a Hugo Chávez y los medios fueron parte del complot. Lo mismo ocurre en Honduras. Por un lado el pueblo resistiendo a la dictadura y por el otro los medios reflejando otra realidad.

Es por eso que el río está revuelto. Van a querer impedir en Argentina que el pueblo organizado maneje sus propios medios. Y es por eso que apelan a «su libertad de prensa», que en realidad es libertad de empresa. Apelan a sus intereses , que no son los intereses del pueblo. Apelan a la desinformación. Pero el pueblo organizado le presenta pelea, aunque esa lucha no se refleje en los medios monopólicos.

Cuando se estaban recibiendo los aportes a la ley mediante la Audiencia Pública en Diputados, los grandes medios salieron a decir que la participación era escasa. Y a los pocos días, la legislatura de Mendoza, convocó a un Foro de discusión sobre la ley. Los principales oradores iban a ser los representantes de los grandes medios. En Mendoza está asentado desde hace décadas un gran monopolio que es el grupo UNO. Ellos iban a llevar la voz cantante, pero no contaron conque ese foro fue copado por las radios mendocinas adheridas al Foro Argentino de Radios Comunitarias. Pasó lo mismo la semana pasada en Córdoba. La Universidad Católica propuso un debate sobre la ley. Estaban solo invitados los grandes medios, entre ellos Cadena 3. Sin embargo se vieron obligados a permitir la presencia de las radios comunitarias cordobesas. El discurso único no funcionó.

Y como el tema es complejo, buscan desorientar a la población incentivando el no compromiso. Pero el compromiso está latente en cada periodista de los medios comunitarios. En cada difusor, en cada técnico. En cada actor del mundo de la comunicación. Ellos seguirán INcomunicando y el vendaval se viene en los próximos días. El voto de cada senador de la Nación cotizará en la espuria Bolsa de sus intereses. Esperamos responsabilidad patriótica de los representantes provinciales.

Julio Moyano
El Libertador en Línea

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2009/09/28/la-realidad-irreal/