NÚMEROS Y PREGUNTAS DE LA ESTAFA DEL FÚTBOL ARGENTINO

Lo más complicado de entender, de lo que ocurre en el fútbol argentino, es que nada o muy poco sorprende ya. Y sin embargo, siempre puede aparecer algo nuevo, como que, por ejemplo, el eterno presidente de la AFA, Julio Grondona, también el «vicepresidente del mundo», como le gusta amplificar, ahora descubra que a los clubes, que sobreviven como pueden luego de mayoritarias pésimas gestiones y de ayuditas al estilo de los clásicos punteros barriales de la política, la televisión les viene robando una fortuna.

Si para ningún lector que no esté desprevenido esto es viejo y pueden encontrarse varios artículos en un archivo por Internet, Grondona necesitó de esta crisis casi terminal para decir lo que es una verdad sabida por casi todos, incluso los grandes medios que callan por monopólicos: si el propio Grondona dice que el reclamo que viene haciendo «desde hace cinco años» a la TV es que se paguen al fútbol de 10 a 12 pesos por abonado, a razón de supuestos 7 millones de abonados a la TV por cable, estamos en presencia de un robo reconocido al fútbol de un mínimo de 4200 millones de pesos en esos cinco años que reclama «Don Julio», que no sólo no son cinco, sino que son, como mínimo ocho, cuando en 2001 se renovó el contrato con la empresa TRISA (Tele Red Imagen SA, una asociación entre Torneos Sin Competencia y Clarín), lo cual subiría la cifra del robo de la TV al fútbol a 6720 millones de pesos (1768 millones de dólares).

Para tener una mayor idea del robo, días pasados, el secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), Sergio Marchi, totalizó las operaciones de venta al exterior de pases de jugadores del fútbol argentino en 2800 millones de pesos (736 millones de dólares) en el último lustro, con lo cual, el dinero de la TV superaría ampliamente como rubro, al de la venta de jugadores al exterior. Sin embargo, ni pío. Grondona no explica bien cómo ahora sí la AFA podría saber (al igual que los medios, o el Estado, si es que no lo sabe) cuántos abonados concretos hay en la TV por cable, la pregunta del millón.

Uno se pregunta dónde está el Estado argentino en toda esta problemática. Cuál es su mecanismo de control, especialmente cuando se supone que la AFA es un ente autárquico y que la FIFA sanciona a las federaciones nacionales en las que los estados intervienen, pero resulta que luego Grondona, ante la mala administración de los clubes, y la vista gorda al monopolio de la TV, recurre a «papá Estado» para pedirle por el «Prode bancado», que echa un enorme manto de corrupción, especialmente porque este mismo Estado que no controla, tampoco es fuerte para sancionar y no se mete por nada con el fútbol.

¿Se imaginan ustedes un fútbol argentino con apuestas por gol, por cambio, por expulsión? llevaría la sospecha general ahora a la sospecha individual. ¿No es posible, acaso, que en un contexto como este, una barra brava apriete a un jugador, exigiéndole que en tal partido se haga expulsar para beneficiarse con una apuesta? ¿O a un árbitro para que descuente X minuto en un partido de medio pelo al terminar el primer tiempo?

¿No es más fácil que la TV y su monopolio devuelvan al fútbol el dinero robado en tantos años de estafas inauditas, y no estar tomándole la leche a un Estado que tiene que enfrentar, por ejemplo, un rojo en la mismísima provincia de Buenos Aires, lo que hoy reconoció su gobernador, Daniel Scioli? no parecen tiempos para que el Estado vuelva a salvar al fútbol, y se supone que la FIFA debería sancionar a la AFA en ese caso. ¿O no? ¿O es que cuando conviene, se puede manguear al estado y cuando no conviene, no?

Otra pregunta que nos formulamos es qué sucedió con los tan mentados debates por la nueva sanción de la Ley de Radiodifusión. ¿No era que había que propender a que se vean los partidos sin codificar, y en lo posible por aire?

Y una última y que genera mayor confusión: ¿Nada tiene que ver la puja de las empresas del juego con este pedido de Grondona del Prode bancado? ¿Que hace la publicidad de «Grupo Midas» en las mangas de los árbitros?

Demasiadas preguntas, pocas respuestas y la idea generalizada de un deja vu, y el vaticinio de que con el Prode bancado, habrá más dinero para derrochar y para vaciar a los clubes, mientras la TV seguirá con su monopolio y la mayoría de los periodistas seguirán jugando a que informan y siga…siga…..

Fuente: www.sergiol-nimasnimenos.blogspot.com

Agencia Walsh

Enlace permanente a este artículo: http://ellibertadorenlinea.com.ar/2009/08/03/numeros-y-preguntas-de-la-estafa-del-futbol-argentino/